Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Aunque estoy lejos de ser un tipo duro de los que disfrutan de las actividades al aire libre, me gusta pasar algún tiempo al aire libre cuando el clima lo permite. Hay algo muy relajante al estar en la naturaleza. Varios estudios han demostrado que pasar tiempo en la naturaleza tiene una gran cantidad de efectos positivos en nuestro bienestar físico y mental. Investigadores de Stanford encontraron que un grupo de voluntarios que caminaban por una zona verde del campus estaban significativamente más atentos y con mejor estado de ánimo que un segundo grupo que había pasado la misma cantidad de tiempo entre el tráfico de vehículos. Entre la población urbana, los científicos también encontraron que las personas que viven en las proximidades de un parque u otra área verde eran mucho menos propensas a desarrollar problemas psicológicos (en particular los relacionadoss con el estrés) que los que vivían en entornos predominantemente urbanos.

Lo que estoy tratando de decir es que la naturaleza es muy hermosa, y que tendríamos que tratar de pasar más tiempo en ella y apreciar su belleza. El escultor, fotógrafo y ecologista escocés Andy Goldsworthy, de 59 años de edad, ha estado haciendo exactamente eso y lo ha convertido en la obra de su vida. Mediante el uso de hojas, hielo, piedras, ramas y cualquier otra cosa que pueda llegar a sus manos de un entorno natural, crea hermosas obras de arte. Muchas de sus piezas son temporales – las crea, las documenta, y luego deja que sean reclamadas por la naturaleza de nuevo – pero también ha hecho algunas instalaciones más grandes y permanentes.

Andy Goldsworthy creció en un entorno rural, y dice que sus experiencias de trabajo en el campo cuando era un niño lo prepararon bien para el trabajo repetitivo que a menudo necesita hacer con algunas de sus increíbles obras de arte. Otro de los retos a los que se enfrenta es el uso de materiales orgánicos. No sólo implica que a menudo tiene que estar fuera con las inclemencias del tiempo y vadear, por ejemplo, pantanos helados, sino que también significa que tiene que reconstruir poco a poco el trabajo, sin contar con el lujo de tener piezas pre-construidos que se ajusten perfectamente.

Hay algo extrañamente contemplativo y relajante en el proceso creativo de Andy Goldsworthy, y yo diría que se transfiere hacia el espectador cuando se observa alguna de sus obras. Echa un vistazo a continuación y verás lo que quiero decir.

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Pasa horas uniendo, con cuidado, palos entre sí. ¿Y cuándo termina? No lo podía creer

Fuente: Wimp

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!