Este excepcional ingrediente botánico acaba con el 98 por ciento de las células cancerosas en menos de 24 horas

Este excepcional ingrediente botánico acaba con el 98 por ciento de las células cancerosas en menos de 24 horas

La misma hierba que se come con frecuencia como ensalada en Asia ha demostrado que destruye las células cancerosas sin dañar el tejido sano.

Investigadores de la Universidad de Washington han creado un compuesto basado en la medicina tradicional china que es 1.200 veces más eficaz para matar las células malignas que los medicamentos de quimioterapia. En combinación con el hierro, el compuesto extraído de la hierba se dirige selectivamente a las células cancerosas y ha demostrado ser una herramienta poderosa en la lucha contra la enfermedad. Tomikazu Sasaki, autor principal del estudio y profesor de química de la Universidad de Washington, describe el compuesto como “… un agente especial que coloca una bomba dentro de la célula [cancerígena].




La quimioterapia tradicional está llena de graves efectos secundarios y mata a las células sanas, es por eso que los investigadores están alentados por estos resultados. La quimioterapia estándar destruye 1 célula sana por cada 5 células cancerosas. El compuesto desarrollado por Sasaki y su equipo es mucho más específico, matando a 12.000 células cancerosas por cada célula sana afectada, lo que minimiza los efectos secundarios adversos. Debido a esto, la eficacia del tratamiento se incrementa a medida que pueden tolerarse dosis mayores.

Retrato de un tesoro de la medicina de hace 2000 años

Este excepcional ingrediente botánico acaba con el 98 por ciento de las células cancerosas en menos de 24 horas

El ajenjo dulce (Artemisia annua L.) se ha utilizado durante más de dos milenios en la medicina tradicional china para una variedad de tratamientos – desde trastornos de la piel hasta regulador de la presión arterial alta o combatir la malaria. Originario de Asia, la planta es rica en los siguientes compuestos beneficiosos:

La Artemisia annua contiene sesquiterpenos, flavonoides, cumarinas, aceite esencial, ácido palmítico, estigmasterol, B-sitosterol, acetato aurantiamide, annuadiepoxide, B-glucosidasa III, etc, y los sesquiterpenos contienen arteannuin, artemisinina A (qinghaosu I), artemisinina B (qinghaosu II ), deoxyartemisinin (qinghaosu III), qinghaosu IV, qinghaosu V, VI qinghaosu, arteannuin C, ácido artemisínico (qinghao ácido), artemisinate metilo, artemisinol, annulide, friedelina, friedelan-3B-ol, etc. Los flavonoides incluir chrysosplenol D, artemetina , casticina, cirsilineol, axillarin, cirsiliol, tamarixetina, ramnetina, cirsimaritin, rhamnocitrin, chrysoeriol, kaempferol, quercetina, luteolina, patuletina, etc. Las cumarinas incluyen escopoletina, cumarina, 6-metoxi-7-hidroxicumarina, escoparona, etc. El aceite de ajenjo incluye alcanfor, B-cariofileno, metil iso-artemisia, B-pineno, acetato bornilo, carveol, isovalerato bencilo, B-farneseno, copaeno, y-muurolene, fenchona, linalol, isoborneol, a-terpineol, borneol, canfeno, mirceno, limoneno, y-terpineol, etc.

De particular interés en el tratamiento de la enfermedad, especialmente cáncer, son los compuestos limoneno (anti-cancerígenos, anti-inflamatorios, anti-bacterianos, anti-viral y antioxidantes), B-pineno (antibacteriano, anti-inflamatorio, anti-proliferativa, antioxidante) y quercetina (anti-inflamatorio, anti-proliferativa, apoya la función inmune).




La artemisinina es un componente activo que se encuentra en el ajenjo dulce, que se ha utilizado con éxito para tratar la malaria y ha salvado millones de vidas en todo el mundo. Ahora los investigadores están dirigiendo su atención hacia la aplicación de esta hierba para el cáncer.

El hierro como caballo de Troya

Este excepcional ingrediente botánico acaba con el 98 por ciento de las células cancerosas en menos de 24 horas
La artemisinina por sí sola destruye 100 células de cáncer por cada célula normal. Para mejorar los resultados, los investigadores añaden la etiqueta química del hierro en la mezcla. Dado que las células cancerosas necesitan grandes cantidades de hierro para mantener el crecimiento tumoral rápido, se incluye fácilmente el compuesto de la artemisinina en el hierro. Según lo explicado por la Universidad de Washington: “Una vez dentro de la célula, el hierro reacciona con la artemisinina para liberar moléculas tóxicas llamadas radicales libres. Cuando un número suficiente de estos radicales libres se acumulan, la célula muere“.

Henry Lai, profesor de la Universidad de Washington, bioingeniero y co-autor del estudio, dijo que el compuesto es como un caballo de Troya para acceder a las células cancerosas. La artemisinina es extremadamente tóxica cuando se combina con el hierro, pero inofensiva de otra forma.

Las células cancerígenas no son tan eficientes como las células sanas cuando se encuentran con el hierro, haciendo que las células malignas sean más sensibles a la hierba. Debido a que las células del cáncer ya están bajo el estrés de los altos niveles de hierro, la artemisinina empuja a las células hasta el límite. Debido a este mecanismo, los investigadores creen que el compuesto puede ser utilizado con éxito para casi cualquier tipo de cáncer. Actualmente, el dúo de artemisinina y hierro ha sido probado en los cánceres humanos de mama y de próstata in vitro, y ha causado la muerte de forma segura del cáncer de mama en ratas.

Para establecer la eficacia de la artemisinina, el equipo satura las células de mama normales y el tejido canceroso resistente a la radiación con holotransferrina – un compuesto que se encuentra dentro del cuerpo y que transporta el hierro a las células. A continuación, las células se dosificaron con la artemisinina. Al cabo de 16 horas, todas las células cancerosas expuestas a la holotransferrina murieron y sólo unas pocas células normales se vieron afectadas. Henry Lai señala que una célula de cáncer de mama contiene hasta 15 veces más receptores de hierro que otras células, lo que la hace más susceptible al asalto de la artemisinina.




La mayoría de las drogas actualmente disponibles están dirigidas a tipos específicos de cáncer“, dijo Lai. “Este compuesto funciona de forma general en todas las células cancerosas por su alto contenido en hierro“.

El equipo de investigación espera que la artemisinina esté ampliamente disponible, un compuesto que puede tratar el cáncer y se puede fabricar a bajo costo para ayudar a los enfermos en los países en desarrollo.

El Centro de Tecnología de Washington y la Fundación Witmer proporciona fondos para el estudio.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies