Su hijo estaba actuando de forma extraña, entonces su madre mira su frente y ve esto…

En marzo de 2016, el hijo de 10 años de edad, de Tiffany Jaden estaba montando su bicicleta en su vecindario de West Palm Beach, Florida (Estados Unidos). No llevaba casco. En un momento dado Jaden se cayó de su bicicleta, pero aparentemente sólo se raspó el codo y la rodilla. Se levantó y siguió montando en su bicicleta. “No mostró signos de ningún traumatismo y continuó su día“, escribió Tiffany en Facebook. Nada serio, ¿verdad? Incorrecto.

Dos días más tarde, Jaden se despertó con un fuerte dolor de cabeza y Tiffany se dio cuenta de que no tenía su habitual energía. No quería comer, y lo único que quería hacer era estar acostado. Después de inspeccionar de cerca el cuerpo de Jaden, observó una hinchazón alrededor de la sien derecha. Cuando tocó el punto, comprobó que era extraña y blanda. Decidió llevarlo al hospital. En el momento en que Jaden se subió al coche, empezó a vomitar.




En el hospital, los médicos realizaron una tomografía computarizada del cerebro de Jaden. Al final resultó que, el daño fue mucho más extenso – y absolutamente devastador – más de lo que ella nunca creyó posible. Sin embargo, las señales eran, inicialmente, invisibles a simple vista. Los días y semanas que siguieron fueron horribles para Tiffany, Jaden y el resto de su familia.

Ahora, Tiffany está compartiendo con valentía su poderosa historia en Facebook y anima a otros padres a publicar y compartir la importancia de llevar siempre un casco

Su hijo estaba actuando de forma extraña, entonces su madre mira su frente y ve esto...

El lunes 21 marzo de 2016, mi hijo de 10 años Jaden estaba montando en su bicicleta sin casco“, escribió Tiffany en Facebook. “Mientras montaba en su bicicleta se cayó y se raspó el codo y la rodilla. Cuando le pregunté si tenía dolor en algún otro sitio, sus únicas quejas fueron el codo y la rodilla.

No mostró signos de traumatismos y continuó su día“.




Su hijo estaba actuando de forma extraña, entonces su madre mira su frente y ve esto...

Hasta que llegó la mañana del miércoles 23 de marzo de 2016. Jaden se despertó quejándose de un dolor de cabeza y parecía muy cansado, no era su estado normal en absoluto. Todo lo que Jaden quería hacer era acostarse y no quería comer nada. Después de mirar a Jaden pude ver la hinchazón alrededor de la sien derecha. Le había aparecido una mancha y esa zona estaba como muy blanda.

Decidí llevarlo al hospital. En el momento en que Jaden subió al coche empezó a vomitar. Una vez que Jaden llegó al Hospital Infantil de Santa María le realizaron una tomografía computarizada. El diagnóstico fue fractura del temporal derecho del cráneo y hematoma epidural del temporal derecho. Los médicos me explicaron que mi hijo necesitaba cirugía de emergencia dentro de una hora para tratar de salvar su vida.

Las posibilidades eran de 50/50“.

AVISO: Las siguiente imágenes pueden herir su sensibilidad

Jaden fue sometido a una cirugía y una vez que comenzó ésta encontraron que el daño era extenso. Le realizaron una craneotomía fronto-temporal derecha, le eliminaron el hematoma epidural y le tuvieron que colocar una cranioplastia (malla de alambre) en su cráneo. Se suponía que la cirugía sólo llevaría 1 hora y media, pero Jaden estuvo en el quirófano durante 2 horas y media“.

Su hijo estaba actuando de forma extraña, entonces su madre mira su frente y ve esto...

Nos dijeron, el cirujano y otros médicos, que había sido todo un milagro que sobreviviera. Todos los demás casos en niños nunca había superado la cirugía.

El 5 de abril de 2016 Jaden cumplió 11 años con casi ningún daño permanente o discapacidad. Mi familia y yo queremos dar las gracias al equipo de cirugía y traumatismos de la unidad UCIP del Hospital Infantil de Saint Mary en West Palm Beach, Florida“.

Su hijo estaba actuando de forma extraña, entonces su madre mira su frente y ve esto...

Cuento esto con la esperanza de aumentar la conciencia de por qué todos los niños y adultos tienen que usar un casco. Ayuda a otros a ser conscientes de los peligros de ir sin el equipo de seguridad adecuado. ¡Esto le puede suceder a cualquier persona! ¡Las lesiones de mi hijo eran iguales a las de un accidente de moto!

Las imágenes de después de la cirugía, muestran las 32 grapas que tuvo en la cabeza, y la eliminación de éstas grapas el 13 de abril de 2016.

Su hijo estaba actuando de forma extraña, entonces su madre mira su frente y ve esto...

Cada año, alrededor de 350.000 niños menores de 15 años llegan a las salas de emergencia de los hospitales de Estados Unidos con heridas provocados por accidentes de bicicleta. Como resultado de las lesiones en la cabeza pueden causar daño cerebral y discapacidades permanentes.

De acuerdo con la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos, los cascos de bicicleta pueden reducir el riesgo en un 85 por ciento.

La historia de Tiffany sirve como una poderosa advertencia a los padres de todo el mundo.

Los padres deben animar a sus hijos a usar cascos de bicicleta. ¡Por favor COMPARTE esto con tus amigos en Facebook!

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!