Llevan a este viejo caballo a un santuario. Entonces descubren la horrible verdad …

Los caballos tienen muchas funciones importantes en nuestras vidas y dependemos de ellos constantemente por su fuerza, el transporte, y por el deporte. Pero a pesar de haber trabajado tan duro, suelen responder con amor y diligencia.

Entre los papeles cruciales que desempeñan y su increíble ética de trabajo, cabría esperar que fueran honrados por su valioso servicio.




Pero lamentablemente este no es el caso en muchas circunstancias. Una vez que los caballos llegan a una edad en que ya no están en su mejor estado físico, se olvidan de ellos con frecuencia y son descuidados, o simplemente son sacrificados.

Este fue el caso extremadamente deplorable para los caballos Arthur y Max, que se han unido a través de un torbellino de circunstancias abusivas.

Pero justo cuando estaban al borde de su desaparición, los dos amigos fueron salvados por los increíbles individuos del santuario de Ferrell Hollow Farm Senior Horse.

Su desgarrador relato saca a la luz el terrible mal uso al que los animales más viejos a menudo se enfrentan y las personas que están trabajando para darles la última vida adecuada que se merecen.

Sigue leyendo para saber más acerca del angustioso viaje de Arthur y Max.




Algunos lectores pueden encontrar el siguiente contenido perturbador. Si no deseas ver la evidencia de maltrato de animales, por favor haz clic en Viral Diario para ir a la página de inicio.

Llevan a este viejo caballo a un santuario. Entonces descubren la horrible verdad ...

Durante la mayor parte de su vida, Arthur trabajó muy duro.

Pero después de 30 años de duro trabajo de caballo en una comunidad agrícola de Nueva Inglaterra, comenzó a mostrar signos de cansancio y lentitud.

Llevan a este viejo caballo a un santuario. Entonces descubren la horrible verdad ...




Ya que los caballos son generalmente valorados por su juventud y vitalidad, cuando comienzan a envejecer, algunos propietarios y comerciantes tienden a cuidarles menos.

Así que una vez que Arthur llegó a ser demasiado viejo para trabajar, fue expuesto en varias subastas y era descuidado con frecuencia.

Llevan a este viejo caballo a un santuario. Entonces descubren la horrible verdad ...

A lo largo de ese penoso camino se unió con Max, que también había sido arrastrando a una serie de subastas.

Los dos fueron mal utilizados y montados, a pesar de que no habían sido disciplinados adecuadamente para montar a caballo.

También se les dejaba de dar de comer a propósito para prepararlos para que pudieran ser mostrados en una horrible subasta para su sacrificio.

Llevan a este viejo caballo a un santuario. Entonces descubren la horrible verdad ...

El triste destino de los caballos de ser vendidos por su carne parecía estar sellado.

Pero entonces Cindy Daigre, fundadora del refugio Ferrell Hollow Farm Sanctuary, intervino para salvarlos.

Cindy había observado la manipulación no deseada a los caballos en videos por Internet, y fue capaz de interceder para tenerlos y ser transportados al santuario en Tennessee.

Llevan a este viejo caballo a un santuario. Entonces descubren la horrible verdad ...

Cuando Arthur llegó por primera vez, estaba tan agotado que ni siquiera podía ponerse de pie y no tenía ningún deseo de comer o explorar.

Pero al cabo de unos días, comenzó a gustarle su nuevo entorno, se puso más amigable y comenzó a tomar sus comidas.

Llevan a este viejo caballo a un santuario. Entonces descubren la horrible verdad ...

Max, por el contrario, tenía una serie de problemas de salud a su llegada; Sufría de una lesión en la espalda y tenía cicatrices de maltratos en el pasado que cubrían su cuerpo.

Debido a esto, tenía una gran cantidad de desequilibrios psicológicos, que le habían llevado a ser nervioso y antisocial.

Llevan a este viejo caballo a un santuario. Entonces descubren la horrible verdad ...

Pero después de dos años de recuperación de su trauma, los dos caballos están mucho más saludables y más felices.

Les encanta pasar tiempo juntos y son increíblemente amables con el personal del santuario.

Llevan a este viejo caballo a un santuario. Entonces descubren la horrible verdad ...

Arthur incluso tiene un nuevo aspecto.

Las trenzas no sólo lo hacen parecer bonito y muy cuidado, sino que también ayudan a mantener la espalda fresca por el calor.

Llevan a este viejo caballo a un santuario. Entonces descubren la horrible verdad ...

Los dos tenían un triste destino, pero afortunadamente ahora están a salvo, felices y son queridos.

A pesar de sus anteriores propietarios abusaron ​​y descuidaron a estos hermosos caballos, el personal que cuida del santuario les está dando el respeto y el aprecio que realmente se merecen.

¡Si crees que todas las criaturas, sin importar su edad, merecen el amor, por favor COMPARTE este final feliz en Facebook!


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies