Aplana una funda de edredón en el suelo. Ahora ATENCIÓN a sus manos. ¡Simplemente increíble!

Si alguna vez has tratado de poner la funda a un edredón sabrás perfectamente que puede ser muy frustrante. A veces ni siquiera sabes por dónde empezar, y acabas teniendo dolor de cabeza. Y es que suele resultar complicado que el edredón se adapte a toda la funda. Así que, cuando vi este truco o consejo, quise probarlo.

Al parecer he estado haciendo esta tarea de manera equivocada toda mi vida, y, en realidad, hay una solución muy simple.




¡De hecho se puede poner un edredón dentro de la funda nórdica en tan sólo 10 segundos! ¿Suena bastante bien, verdad? Confía en mí, este es un “truco” que recordarás y difundirás, así que presta mucha atención.

La solución que elimina la tediosa tarea de cambiar las fundas nórdicas se conoce como el “método del burrito“. Se empieza dando la vuelta a la funda, es decir, hacer que se vea su interior. Luego, coloca el edredón sobre la funda y comienza a rodar ambas (funda y edredón) comenzando por la parte de abajo – la parte en que la funda no tiene abertura-. Cuando llegues hasta arriba y tengas la funda y el edredón como un “burrito” sólo tienes que poner la funda sobre el edredón y listo. Pero lo mejor es que veas el vídeo para que te hagas una idea mejor de cómo se puede poner una funda nórdica con el mínimo esfuerzo.

¿No te ha parecido impresionante? Sin duda, esta tiene que ser la forma más simple y fácil de poner una funda a un edredón.

¿Qué te parecería COMPARTIR este buen truco con tus amigos?




Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!