La “broma” de esta mujer a su perrita hizo que acabara en la cárcel por crueldad animal

La "broma" de esta mujer a su perrita hizo que acabara en la cárcel por crueldad animal

No hay amor o lealtad más pura y firme que la de los perros hacia sus dueños. Pero, lamentablemente, no todos los propietarios de mascotas son merecedores de ese amor y lealtad.




La "broma" de esta mujer a su perrita hizo que acabara en la cárcel por crueldad animal

Kimberly Ann Howell, de Salisbury, Carolina del Norte, fue arrestada esta semana por un acto de crueldad hacia los animales contra nada menos que su propio perro. Las autoridades fueron alertadas del crimen después de que la propia Howell publicara fotos en Facebook en las que mostraba a una perrita, llamada Leah, con su boca sellada con cinta adhesiva.

En el post, que ya ha sido eliminado, Howell parecía disfrutar de la incomodidad de Leah, comentando en una de las fotos “Ja, ja”.

La "broma" de esta mujer a su perrita hizo que acabara en la cárcel por crueldad animal

Un investigador de la Oficina del Sheriff de Rowland fue enviado a la casa de Howell, donde ella les dijo que había cerrado la boca de Leah sólo durante unos unos pocos minutos para evitar que ladrara, agregando que no era “un gran problema”. Su razonamiento contradice lo que había escrito en Facebook, una captura de pantalla obtienida por WBTV News.




Las autoridades, por suerte, no estaban de acuerdo con la alegre descripción de lo sucedido de Howell. Así que fue acusada por cargos de crueldad contra los animales, así como por una falta de comparecer ante el tribunal por otro cargo no relacionado con lo anterior.

La "broma" de esta mujer a su perrita hizo que acabara en la cárcel por crueldad animal

Howell fue liberada de la cárcel tras pagar una fianza. Poco después, entró en Facebook de nuevo para decir que ella había sellado el hocico de Leah como una “broma”, y que la gente la había etiquetado a ella como una abusadora de animales. Incluso sugería que, debido a toda la indignación que rodeaba a su mala acción, ella era la verdadera víctima.

Estoy al borde de las lágrimas por lo que la gente cree. Y respeto que la gente se tome muy en serio el maltrato animal, como debe ser“, escribió. “Pero yo nunca he abusado de mi perra. Lo triste es que la gente que nunca nos han conocido opinan de forma diferente, pero mi perra está tan feliz y juguetona como puede ser. Ningún ser humano debería ser tan cruel y poner a las personas que nunca han conocido tan abajo.

Al no encontrar signos manifiestos de abandono o maltrato, más allá de lo que se ve en las fotos, las autoridades decidieron dejar que Howell se quedara con Leah, a pesar de los llamamientos públicos de que la perra fuera rescatada.




Este caso se produce pocos meses después de otros casos de perros a los que les cerraron la boca con cinta adhesiva. Así que por desgracia, parece ser una nueva y preocupante tendencia.

Si usted sospecha que que se está abusando de un animal, tome medidas. Y acuda a la protectora de animales más cercana solicitando ayuda.

Fuente: The Dodo

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)