Después de que el banco le devolviera su cheque, decidió escribir esta carta. Su respuesta no tiene precio

Después de que el banco le devolviera su cheque, decidió escribir esta carta. Su respuesta no tiene precio
Cualquiera que haya tenido que hacer frente a un problema con un banco puede entender la irritación de esta mujer de 86 años de edad.

Aunque ella fue la última en reírse cuando envió esto al banco.




Estimado señor,

Le escribo para darle las gracias por la devolución de mi cheque con el que intenté pagar a mi fontanero el mes pasado. Según mis cálculos, debieron transcurrir tres nanosegundos entre el deposito del cheque y la llegada a mi cuenta de los fondos necesarios para hacerlo efectivo. Me refiero, por supuesto, a la transferencia mensual automática a los fondos de mi modesta cuenta de ahorros, una disposición que, admito, ha estado en vigor durante sólo 31 años. Usted también es digno de elogio por descontar de mi cuenta 30 dólares por las molestias causadas a su banco.

Mi agradecimiento nace de la manera en que este incidente me ha hecho volver a pensar en mis errantes caminos financieros. Me di cuenta de que mientras que yo atiendo personalmente sus llamadas telefónicas y cartas, cuando trato de ponerme en contacto con usted, me enfrento a una impersonal y pregrabada entidad, sin rostro, en la que su banco se ha convertido recientemente. A partir de ahora yo haré lo mismo. Mis pagos de hipotecas y préstamos serán automáticos, pero llegarán a su banco, por medio de un cheque, dirigido personalmente y de forma confidencial a un empleado de su banco a quien usted deberá designar. Tenga en cuenta que se cometería un delito en virtud de la Ley Postal si cualquier otra persona abre mi sobre.

Se adjunta una solicitud de contacto mediante un formulario de Estado, en el que requiero que su empleado elegido lo complete. Siento que sean ocho páginas, pero con el fin de que sepa lo suficiente sobre él o ella como su banco sabe de mí, no me queda otra alternativa. Tenga en cuenta que todas las copias de su historial médico debe ser refrendadas por un Notario Público, y los detalles imperativas de su situación financiera (ingresos, deudas, activos y pasivos) deben ir acompañados de una prueba documentada. A su debido tiempo, voy a emitir a su empleado un número PIN, que él / ella debe tratar conmigo. Lamento que no pueda ser inferior a 28 dígitos, pero, de nuevo, lo he hecho con el número de pulsaciones de botón requeridas para acceder al saldo de mi cuenta bancaria desde su servicio de teléfono. Como se suele decir, la imitación es la forma más sincera de adulación.

Por favor, permítame dejar aún más clara la nueva situación. Cuando me llame, ahora tendrá un menú de opciones en mi nuevo sistema de contacto mediante teléfono.




Por favor, pulse los botones de la siguiente manera:

1. Para concertar una cita para verme.

2. Para consultar un pago pendiente.

3. Para transferir la llamada al salón de mi casa en caso de que esté allí.

4. Para transferir la llamada a mi habitación en caso de que esté durmiendo.




5. Para transferir la llamada a mi baño en caso de que esté atendiendo la llamada de la naturaleza.

6. Para transferir la llamada a mi teléfono móvil si no estoy en casa.

7. Para dejar un mensaje en mi ordenador se requiere una contraseña para acceder. La contraseña le será comunicada a usted en una fecha posterior al contacto autorizado.

8. Para volver al menú principal y para escuchar las opciones 1 a 7.

9. Para hacer una queja o pregunta general. El contacto a continuación, quedará en espera, a la espera de la atención de mi servicio de contestador automático. Si bien esto puede, en ocasiones, requerir una larga espera, una música se reproducirá durante la duración de la llamada para hacer más amena dicha espera.

Lamentablemente, pero de nuevo después de su ejemplo, también debo cobrar una tarifa de establecimiento de contacto de 50 dólares para cubrir la creación de esta nueva disposición. Por favor, añádalo a mi cuenta después de cada ocasión que lo requiera.

Les deseo un feliz, aunque sea ligeramente menos próspero, Año Nuevo.

Atentamente,
Su humilde cliente

¿Qué te parece la carta que esta señora envió a su banco?

Fuente: Wimp

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER VIRAL DIARIO

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido