Esta perrita vivía en una jaula y nunca había sentido el contacto humano hasta ESTE momento

Una pequeña chihuahua de orejas caídas se acurrucada en el fondo de su jaula cuando el grupo National Mill Dog Rescue la encontró. La perrita había estado su 3 años y medio de vida en una jaula, mientras la utilizaban para la cría de cachorros. Llamada Harleigh, la perra nunca había conocido el contacto amable de una mano humana hasta que la salvaron. Años de prisión en una jaula hacen que sea difícil para los perros confiar en la gente. Han sido traumatizados y nunca han recibido la socialización que los cachorros deben recibir.

Poco después de ser rescatada, un voluntario pasó un tiempo con ella. En el video se verá que Harleigh está aterrorizada al principio, clavando incluso sus garras en el brazo del cuidador. Pero tras sólo una hora de bondad y atención, Harleigh muestra un rayo de esperanza.

¡Comparte este vídeo con tus amigos y familia!

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!