Se subió a la azotea de su casa. Ahora, mira a qué está tratando de llegar

¿Qué es lo primerp que te viene a la mente cuando piensas en una cigüeña? Probablemente te imaginas el típico dibujo de esa ave que lleva los bebés a las familias de todo el mundo, ¿verdad? Pero aunque esa es probablemente la asociación que la mayoría de la gente hace con ella, la cigüeña de la vida real es una criatura fascinante por derecho propio. Estas grandes aves se pueden encontrar en todo el mundo, y son extraordinariamente amables.

Nuestra particular parejas de cigüeñas son de Croacia y se han hecho un nombre por sí mismas debido a su inusual y reconfortante relación. Los pájaros, llamados Klepetan y Malena, son una pareja feliz que han logrado tener más de 40 crías – pero es su verdadero amor del uno por el otro lo que ha cautivado a todo un pueblo. La pareja ha vivido en el mismo nido en la parte superior del mismo techo durante 15 años, y han pasado por muchas cosas durante todo ese tiempo.




Sigue leyendo para saber más acerca de esta notable historia de amor y por qué está conmoviendo los corazones de tantas personas.

Malena, la hembra, tiene un ala rota y es incapaz de volar largas distancias. Así que, cuando su compañero cada año migra miles de kilómetros hacia el sur, ella se queda atrás.

Se subió a la azotea de su casa. Ahora, mira a qué está tratando de llegar

Pero cada año, Klepetan vuelve con ella…

Se subió a la azotea de su casa. Ahora, mira a qué está tratando de llegar




Han pasado todos los veranos juntos en el mismo nido durante 15 años.

Se subió a la azotea de su casa. Ahora, mira a qué está tratando de llegar

El techo sobre el que se sienta el nido pertenece a un hombre llamado Stjepan Vokic, que se ha convertido en el guardián de la pareja de cigüeñas y siempre se asegura de que tengan alimento y refugio.

Se subió a la azotea de su casa. Ahora, mira a qué está tratando de llegar

Cada año, pone un cubo de pescado para que Klepetan pueda comer cuando regrese de su largo viaje. Este año, sin embargo, sucedió algo inusual. Klepetan volvió mucho antes de lo esperado, por lo que Stjepan se preguntaba si era incluso el mismo pájaro.




Se subió a la azotea de su casa. Ahora, mira a qué está tratando de llegar

Fue directamente al cubo de pescado, que estaba vacío porque no lo esperaba, sin embargo, sólo él sabía dónde encontrarlo“, explicó Stjepan. “Después, por supuesto, se dirigió al nido como cualquier otro año. Eso es que Klepetan está bien “.

Se subió a la azotea de su casa. Ahora, mira a qué está tratando de llegar

Klepetan nunca deja de volver con su compañera, y la historia de amor entre los dos se ha convertido en toda una leyenda en la pequeña ciudad croata donde viven las aves.

Se subió a la azotea de su casa. Ahora, mira a qué está tratando de llegar

El vínculo entre estas dos cigüeñas es algo que incluso los seres humanos aprecian y valoran. Klepetan y Malena han pasado 15 años juntos, y les deseamos muchos años más de felicidad.

Se subió a la azotea de su casa. Ahora, mira a qué está tratando de llegar

Asegúrate de COMPARTIR esta increíble historia de amor con tus amigos y familiares.

Fuente: Wimp

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)