Encuentra una bola de aspecto horrible que se mueve en la hierba, pero no era un huevo

Se encuentra una bola de aspecto espeluznante que se mueve en la hierba, pero no era un huevo

Clathrus archeri es un hongo basidiomiceto de la familia Phallaceae. También conocido como dedos del diablo o octopus stinkhorn, que se introdujo en el Reino Unido desde Australia y Nueva Zelanda.

Se encuentra una bola de aspecto espeluznante que se mueve en la hierba, pero no era un huevo

En lugar de crecer directamente en la tierra como la mayoría de las setas, los dedos del diablo florecen y salen de un saco en forma de huevo.

Se encuentra una bola de aspecto espeluznante que se mueve en la hierba, pero no era un huevo

Este extraño hongo tiene entre cuatro y ocho tentáculos que se asemejan a la parte carnosa que tendría un demonio… o, echándole algo de imaginación, el extraterrestre de una película de Hollywood. Su color rojo rosado, superficie pegajosa y potente olor atrae a las moscas, que propagan las esporas y con ellas la especie.

Se encuentra una bola de aspecto espeluznante que se mueve en la hierba, pero no era un huevo

De acuerdo con la Enciclopedia de la Vida, el huevo es la única etapa comestible, pero sólo se debe consumir en la naturaleza si se da la circunstancia de la necesidad de supervivencia. De lo contrario no debe comerse.

Se encuentra una bola de aspecto espeluznante que se mueve en la hierba, pero no era un huevo

La madre naturaleza es verdaderamente fascinante. Si estás de acuerdo, por favor COMPARTE este video de esta extraña especie con tus amigos.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!