Si descongelas la carne en el frigorífico o en el exterior lo estás haciendo de forma incorrecta

Si descongelas la carne en el frigorífico o en el exterior lo estás haciendo de forma incorrecta

Cuando se trata de carne, la mayoría de la gente descongela sus artículos congelados o bien en la cocina o en el propio frigorífico. El problema es que es incorrecto hacerlo de estas formas y hay una razón muy importante que lo explica.

¡Se llaman bacterias! Al descongelar la carne utilizando los métodos convencionales que te enseñaron y que eran “seguros”, lo que en realidad estás haciendo es invitar a que las bacterias se hagan amigas rápidamente de tu caro chuletón de carne. A partir de ahí, los gérmenes van a hacer lo que mejor saben hacer – multiplicarse, extenderse, y, posiblemente, te pueden dejar una peligrosa intoxicación alimentaria.

Si descongelas la carne en el frigorífico o en el exterior lo estás haciendo de forma incorrecta

He aquí un hecho divertido – descongelar la carne en el microondas es en realidad una de las maneras más rápidas para hacer crecer una desordenada colonia de microbios. Eso es porque el microondas hace que el calor del interior de la carne aumente rápidamente hasta la “zona de peligro”, que es un rango de temperatura de entre 4 y 60 grados.

En esta zona de peligro, las bacterias pueden duplicarse en tan solo 20 minutos. Si vas a cocinar un nuevo lote de bacterias, entonces esta es una de las mejores maneras de hacer que suceda.

Entonces, ¿por qué no dejar que la carne se descongele durante la noche en el refrigerador? Bueno, sólo porque la nevera esté fría, no significa que sea segura contra un ejército de asquerosos microorganismos. Aunque el refrigerador hace que se mantenga la carne fría, la descongelación tarda un tiempo tan largo que las bacterias todavía tendrán la oportunidad de crecer y convertirse en una amenaza. Probablemente lo mejor sea evitar este método.

Si descongelas la carne en el frigorífico o en el exterior lo estás haciendo de forma incorrecta

A las bacterias les encanta cuando se deja descongelar la carne en la cocina. Es lo más adecuado para fines de multiplicación. También les da suficiente tiempo para desarrollar su nefasto plan general de darle una intoxicación alimentaria.

Si descongelas la carne en el frigorífico o en el exterior lo estás haciendo de forma incorrecta

¿Entonces cuál es la forma más segura para descongelar carne? ¡En el fregadero! Agua fría y bolsitas de plástico de cierre hermético son los mejores amigos. Es una manera perfecta para descongelar alimentos de una manera rápida sin dejar de mantener la temperatura bastante baja.

Todo lo que tienes que hacer es poner la carne en una bolsa de plástico, y luego mantenerla sumergida bajo el agua. Cambia el agua cada 30 minutos hasta que haya sido descongelada adecuadamente.

Debido a la eficiencia de este método, las bacterias no tienen la oportunidad de convertirse en una amenaza para tu salud.

Si descongelas la carne en el frigorífico o en el exterior lo estás haciendo de forma incorrecta

Mientras que la descongelación de la carne en un fregadero lleno de agua fría es la mejor manera de asegurar que las bacterias no continúan creciendo y multiplicándose, esto no quiere decir que todos los microbios realmente hayan muerto. Cocinar la carne hasta que alcance una temperatura interna de por lo menos 62 grados Fahrenheit en realidad es el paso final y más importante para descongelar la carne adecuadamente.

¿Dejas la carne para descongelar en la cocina o en la nevera? ¡Yo sí! No puedo creer que haya estado haciendo esto mal durante tanto tiempo sin siquiera saber lo peligroso que puede ser para la salud de mi familia.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!