Atrapan al propietario del perrito al que le había cerrado la boca con cinta

Viajó 1,600 kilómetros tratando de evadir la justicia, pero finalmente, el hombre acusado de maltratar gravemente a su joven perro tendrá que responder por su supuesto crimen.

Richard Cope, de 50 años de edad, fue detenido por la policía de Estados Unidos en El Paso, Texas. Cope estaba siendo buscado por la policía desde enero en relación con Chance, un pit bull de 4 meses de edad que fue encontrado con las dos caderas rotas y su hocico atado con cinta aislante el año pasado.

Atrapan al propietario del perrito al que le había cerrado la boca con cinta

El pasado día de Navidad, Chance fue rescatado por unos buenos samaritanos que escucharon ruidos en su patio y se encontraron con el cachorro dando tumbos y con de cinta aislante color negro envuelta con fuerza alrededor de su hocico.

No podía respirar por la boca“, dijo Camille Germain, quien descubrió a Chance, a The Times of Northwest Indiana. “Pero nosotros no quisimos hacerle daño tratando de quitarle la cinta.

Atrapan al propietario del perrito al que le había cerrado la boca con cinta

Lo llevaron al veterinario y los veterinarios se encontraron que tenía sus dos patas traseras rotas y estimaron que había tenido su boca cerrada durante dos días. Afortunadamente, fueron capaces de operar al perro y salvar su vida.

Desde entonces, Chance ha hecho una notable recuperación y ahora está en un refugio para animales de Indiana llamado Guardians of the Green Mile.

Atrapan al propietario del perrito al que le había cerrado la boca con cinta

El desafortunado cachorro aún lleva las cicatrices de sus heridas, pero la gente de Guardians of the Green Mile dicen que esperan que Chance algún día pueda enseñar a los niños acerca de la crueldad animal.

Con el tiempo irá a las escuelas y contará su historia”, dijo un portavoz de Guardians a WLS-TV .

Atrapan al propietario del perrito al que le había cerrado la boca con cinta

MICHIGAN CITY POLICE DEPARTMENT

Por su parte, Richard Cope ahora se enfrenta a un cargo de delito grave de tortura de animales y tres cargos de delitos menores de crueldad animal. Las autoridades dicen que Cope es el antiguo propietario de Chance y el cachorro pudo haber sido utilizado como cebo para peleas de perros. Si es declarado culpable, se enfrentará con una pena de hasta seis años y medio de prisión.

Fuente: The Dodo

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!