Elefantes son ENCADENADOS todo el día y toda la noche en nombre de la religión. ¡BASTA YA!

Elefantes son ENCADENADOS todo el día y toda la noche en nombre de la religión

(REUTERS / Dinuka Liyanawatte)

Según activistas, hoy en día, en Asia, muchos elefantes son encadenados día y noche en los templos religiosos. En la fotografía, un elefante en Colombo, Sri Lanka, está tratando de quitarse una cadena de su pata cerca del templo budista de Gangaramaya.

1111


¿Por qué los elefantes son utilizados en los templos y cómo son sus vidas en cautiverio? Estas son las principales preguntas a las que la cineasta Sangita Iyer pretende dar respuesta en su nuevo documental, “Gods In Shackles (Dioses en grilletes)”.

Tradicionalmente, los hindúes adoraban a Lord Ganesh – el dios más venerado del panteón hindú, que lleva una cara de elefante“, dijo Iyer a The Dodo. “La creencía dice que eliminará todos los problemas y atraerá la buena fortuna. Por lo tanto, Lord Ganesh es adorado antes de embarcarse en cualquier nueva empresa. Su imagen se imprime en invitaciones de boda y se pone en las entradas de las puertas.

En la antigüedad, continúa Iyer, “los elefantes fueron tratados con reverencia y más compasión. No fueron comercializados.” Fueron, sin embargo, utilizados en guerras y también por la industria maderera. Pero ahora, dice Iyer, “la civilización humana ha evolucionado y las máquinas han reemplazado a estos elefantes, así que básicamente no tienen función.

Excepto en cautiverio. Estos cautiverios de elefantes se llevan a cabo en innumerables templos – solo en el estado indio de Kerala 600 elefantes están cautivos, donde Iyer centra su nueva película. Los animales grandes, dice, “se cargan y descargan en camiones de festival en festival, sin comida y sin agua y bajo el sol abrasador a 45 grados de temperatura. Son explotados con fines de lucro bajo la apariencia de cultura y religión“.

Los templos utilizan elefantes para atraer multitudes, explica, y solicitan donaciones que se utilizan para mantener los templos, pero casi nada del dinero ganado por estos elefantes se utiliza para proporcionarles incluso las necesidades más básicas de su vida.

2222


Están decoradas con adornos pesados, llevan a ídolos de la deidad pesados ​​y desfilan durante horas y horas para entretener a la gente“, dice Iyer. “Hay algo siniestro en el uso de estos gentiles gigantes para adorar al mismo Dios que los creó.

Los elefantes del templo son a menudo encadenados “24 horas al día, los 7 días de la semana… esclavizados con grilletes, torturados y abandonados para siempre“, afirma Iyer.

Casi la totalidad de los elefantes en cautiverio – machos, hembras y crías – han sido capturados en el medio salvaje, dice Iyer.

Al ver la foto de arriba del elefante en Sri Lanka tratando de quitarse las cadenas, Iyer dice: “La imagen es desgarradora. ¡El pobre elefante está traumatizado, ha sido separado de su familia y está luchando para liberarse! Representa el comportamiento psicótico típico de todos los elefantes en cautiverio. Esta noble criatura no puede hablar el lenguaje humano, pero la imagen habla el lenguaje de la agonía que este pobre elefante está sufriendo“.

El mundo, Iyer argumenta, debería despertar a las atrocidades que se cometen en contra de los elefantes de los templos. “Los turistas deben ser más conscientes de la dura realidad de estos gentiles gigantes antes de donar“, dice Iyer. “Es hora de poner fin a la esclavitud de los elefantes y la explotación con fines de lucro y dejar de empañar los valores y filosofías de antiguas tradiciones hindúes que requieren compasión y bondad hacia todos los seres vivos.

33333


Iyer implora a las autoridades de los templos “a mirar más allá de la tortura sin sentido de estos seres sensibles y hacer lo correcto: la liberación

Para saber más sobre “Dioses en grilletes” ir aquí.

Fuente: The Dodo

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER VIRAL DIARIO

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido