Nunca vas a tener una espinilla de nuevo después de ver esto, ¡esta es la forma correcta de hacerlo!

Nunca vas a tener una espinilla de nuevo después de ver esto, ¡esta es la forma correcta de hacerlo!

Cualquiera que ponga atención en tener una buena apariencia sabe de estos pequeños y desagradables puntos demasiado bien. Estamos hablando de los llamados comedones o espinillas, también conocidos popularmente como puntos negros.




En realidad es sebo, una sustancia aceitosa que a menudo se manifiesta en mayores cantidades en la nariz y la frente. Cuando se acumula, se vuelve sólido y obstruye los poros. Aunque los dermatólogos te dirán expresamente que no los hagas estallar ni los presiones con las manos desnudas (porque a menudo los residuos y las bacterias son empujados más profundamente en la piel y por lo tanto pueden originar abscesos), muchos todavía recurren a este método. Ahora te vamos a mostrar una alternativa sencilla y, sobre todo, muy eficaz para ayudarte a tener el problema de los “puntos negros” bajo control de una vez por todas.

Necesitarás:

  • 1 cucharada de sal marina
  • 1/2 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de agua

Así es como funciona:

En primer lugar pon la sal en un tazón pequeño. A continuación, añade el agua …

Nunca vas a tener una espinilla de nuevo después de ver esto, ¡esta es la forma correcta de hacerlo!




Después añade el zumo de limón y revuelve todo junto. ¡Tu mascarilla anti-puntos negros ya está hecha!

Nunca vas a tener una espinilla de nuevo después de ver esto, ¡esta es la forma correcta de hacerlo!

Ahora masajea suavemente la mezcla con las yemas de los dedos en el área afectada (y la frente y nariz). Asegúrate de hacer movimientos circulares sencillos y suaves, a continuación, sentirás el efecto agradable de la mascarilla. Después de unos 3 minutos enjuágate la cara con agua tibia. ¡Ya está!

Nunca vas a tener una espinilla de nuevo después de ver esto, ¡esta es la forma correcta de hacerlo!

El principio de este tratamiento es el siguiente: la sal tiene un efecto antibacteriano natural y también ayuda a abrir los poros y eliminar las impurezas. La acidez natural del limón combate los gérmenes de una manera suave pero muy eficaz. Por otra parte, el limón tiene un efecto blanqueador en la piel, que ayuda a eliminar las células viejas y muertas de la piel de forma permanente. Así que todos los poros pueden respirar profundamente otra vez. Literalmente.




Cuando se aplica esta técnica exfoliante una o dos veces a la semana, tu piel se aclarará notablemente. ¡Y los puntos negros serán una cosa del pasado!

Fuente: Health Hacks

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER VIRAL DIARIO

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido