Esta ‘Escalera al cielo’ ILEGAL de 4000 escalones es una PURA locura

Se llama la escalera Ha’ikū (o Haiku), también es conocida como la “escalera al cielo”, y se dice que recorriéndola se puede ver uno de los paisajes más increíbles del mundo entero.

Y es que parece que vuelve a confirmarse la teoría de que las cosas buenas no son fáciles. Bueno, para empezar se supone que es ilegal subir por ella. La escalera se instaló originalmente durante la Segunda Guerra Mundial para que los militares pudiesen acceder a la antena de una emisora de radio que estaba situada a más de 600 metros de altura en plenas montañas.

Situada en la isla hawaiana de Oahu, esta escalera alcanza una altura máxima de casi 1 kilómetro de altura. Debido a cuestiones de seguridad y problemas de acceso, está prohibido por el gobierno local subir por ella. A veces incluso hay guardias de seguridad en el lugar para detener a esos “buscadores de belleza”.

Esta 'Escalera al cielo' ILEGAL de 4000 escalones es una PURA locura

Esta 'Escalera al cielo' ILEGAL de 4000 escalones es una PURA locura

Esta 'Escalera al cielo' ILEGAL de 4000 escalones es una PURA locura

Esta 'Escalera al cielo' ILEGAL de 4000 escalones es una PURA locura

Esta 'Escalera al cielo' ILEGAL de 4000 escalones es una PURA locura

Esta 'Escalera al cielo' ILEGAL de 4000 escalones es una PURA locura

Esta 'Escalera al cielo' ILEGAL de 4000 escalones es una PURA locura

¿Qué te parecen las escaleras Ha’ikū. Si no has tenido bastante te recomendamos que veas este vídeo a pantalla completa…

Fuente: HelloU

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!