El ASOMBROSO secreto de la estación Politehnica del metro de Bucarest

La estación de metro Politehnica de la capital de Rumanía, Bucarest, se encuentra cerca de la Universidad Politécnica de Bucarest, tiene relativamente poco tráfico, pero todavía es utilizada por miles de pasajeros del metro cada día. Sus suelos de mármol de color rosa son pisoteados por los pies de miles de estudiantes de la Universidad Politécnica y los de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Bucarest, así como por los trabajadores de la fábrica de textiles Apaca y los empleados de Vodafone Rumania, cuya sede se encuentra cerca.

Los suelos de mármol de la estación ​​tienen unos patrones extraños, que por lo general no se ven en losas de mármol. Sin embargo, aparte de miradas casuales de vez en cuando, algunos pasajeros han prestado verdadera atención a estos patrones. Algunos se han detenido a contemplarlos y apreciar estas formas y otros incluso han reflexionado sobre su misterio. Muchos se quedarían “muertos” si supieran que están pisando fósiles de 80 millones de años de antigüedad.




La estación de metro Politehnica fue construida en 1983, durante el régimen comunista del país, y fue decorada con losas de piedra caliza recogidas de las montañas Apuseni. En ese momento nadie sabía que las extrañas y hermosas formas visibles en las losas eran en realidad fósiles de seres prehistóricos. Muchos todavía no lo saben. Un blogger de historia rumano compartió la siguiente imagen que describe los suelos de piedra como “ornamentales” y “decorativos”, sin la menor idea de la verdadera procedencia del mármol. Una búsqueda de “fósiles estación Politehnica” en Flickr, una de las páginas más populares para compartir imágenes, da más pistas.

La mayoría de estos fósiles pertenecen a un grupo de organismos llamados rudistas, que vivieron en ambientes marinos poco profundos desde el Jurásico Superior hasta el período del Cretácico Tardío. Las montañas de Apuseni se crearon durante este período de tiempo debido a la convergencia de las microplacas de Dacia y Tisia. Cuando las placas chocaron, la montaña surgió del mar llevándose todos los animales marinos que vivían en las aguas poco profundas. Durante millones de años su exoesqueleto y sus cuerpos quedaron fosilizados en piedra caliza.

Un profesor de geología de la Universidad de Bucarest, dijo que todas las estaciones de metro de Bucarest están cubiertas con losas de piedra caliza que contienen fósiles de diferentes épocas geológicas. Por desgracia, el estado de conservación, la densidad y la visibilidad de estos fósiles es peor que los de la estación de metro Politehnica. Los geólogos, de acuerdo a los fósiles incrustados en las losas de mármol de la estación de metro, dicen que tienen un valor científico incalculable.




Según un artículo de 2014 publicado en Romania-Insider.com, el operador de metro de Bucarest Metrorex planea instalar pantallas interactivas dentro de la estación destacando la historia de la estación y explicando los diferentes fósiles que pueden verse, esto hará que los pasajeros y visitantes tomen “clases de paleontología interactivas dentro de la estación de metro”.





¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies