Esta madre nota una ampolla en la mano de su bebé, pero nunca esperó que los médicos dijeran esto…

Cualquier padre que ha tratado con el contagioso virus conocido exantema vírico de manos, pies y boca (HFMD), también conocido como fiebre aftosa humana, puede dar fe de la pesadilla de esa experiencia. Aunque los bebés y los niños pequeños menores de cinco años son los más susceptibles, cualquier persona puede contraer la enfermedad. El virus se suele contraer típicamente en lugares muy concurridos donde los niños interactúan o tienen contacto, como guarderías, áreas de cambio de pañales o en juguetes que se han babeado sucesivamente.

El HFMD causa dolorosas lesiones en la boca, erupciones en la piel de color rojo en las manos y los pies, los dedos y ampollas y daños en los lechos ungueales (bajo las uñas). Sólo se tarda aproximadamente una semana para que la enfermedad siga su curso, y los síntomas pueden tratarse con medicamentos como el Tylenol. A menudo, los padres confunden los síntomas del sarampión, y es por eso que es tan importante ver a un médico tan pronto como sea posible.




Una madre llamada Joanna sabe de primera mano sobre la fiebre aftosa humana. Después de un par de días de irritabilidad y muecas de dolor cuando uno de sus gemelos de 18 meses de edad trataba de beber, comenzó a mostrar fiebre – que suele ser el primer signo de la HFMD. En YummyMummyClub, Joanna escribe: “… en cuanto a la variedad de enfermedades que nuestra familia ha tenido el placer de experimentar durante los últimos seis años con los niños, tengo que decir que la HFMD ha sido la peor… me atrevo a decir, que ha sido bíblica“.

Entonces, ¿cómo pueden los padres evitar algo tan altamente contagioso? Es más fácil de lo que cree…

Esta madre nota una ampolla en la mano de su bebé, pero nunca esperó que los médicos dijeran esto...

Los bebés y los niños menores de 5 años son susceptibles a una infección viral horrible llamada exantema vírico de manos, pies y boca (HFMD). La enfermedad puede ser contraída en lugares muy concurridos, como guarderías y baños públicos.

El HFMD se asemeja al sarampión, ya que causa una aparición desagradable de dolorosas llagas rojas.




Esta madre nota una ampolla en la mano de su bebé, pero nunca esperó que los médicos dijeran esto...

Los padres deben observar una erupción cutánea que no pica con manchas rojas planas en las palmas de las manos y plantas de los pies.

Esta madre nota una ampolla en la mano de su bebé, pero nunca esperó que los médicos dijeran esto...

Una vez que el virus ha pasado, es posible que deje daños en las uñas. Esto es debido a las ampollas que se forman en la piel que hay debajo de las uñas.

Como se puede ver aquí, las uñas de este niño se están pelando. Es una afección conocida como Onicomadesis.




Esta madre nota una ampolla en la mano de su bebé, pero nunca esperó que los médicos dijeran esto...

Es imperativo mantener las manos limpias de sus hijos; esto es lo mejor que los padres pueden hacer para evitar el HFMD.

Contra más rápido se avise al médico, menos enfermarán los niños.

Recuerde: lavarse las manos con frecuencia para reducir el riesgo de contraer o propagar la infección. ¡Por favor, comparte esta importante información con tus amigos en Facebook!

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!