18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

Siempre es interesante echar un vistazo al pasado para ver cómo nuestros abuelos y bisabuelos vivían. A veces nos damos cuenta de que hay cosas que nunca cambian realmente, pero otras veces te encuentras con algo que destaca por lo diferente que es en el mundo de hoy en día.

Volviendo a la década de 1950, el concepto de igualdad de la mujer no era exactamente conocido o popular. Se esperaba que las mujeres de ese tiempo fueran buenas esposas y madres y no mucho más. En mayo de 1955, una revista femenina llamada Housekeeping Monthly publicó un artículo con el título “Guía de la buena esposa“. El artículo contenía varias reglas / sugerencias que las mujeres debían seguir para que pudieran ser las mejores esposas posibles para sus maridos.

La mayoría de estas reglas pueden parecer totalmente indignantes para los estándares modernos, pero esta era la realidad de una mujer en aquellos tiempos. A continuación se presentan algunas de las sugerencias de ese artículo.

1. Planee la cena del día siguiente la noche anterior, así usted podrá tenerla caliente para que su marido la tenga lista cuando llegue a casa. Esto le hará saber que usted está pensando en él y que se preocupa por sus necesidades.

2. Los hombres tienen hambre cuando llegan a casa después del trabajo, por lo que una buena comida es parte de una adecuada y cálida bienvenida a casa.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

3. Unos 15 minutos antes de que llegue su marido, tómese una pausa rápida para prepararse para él, retocando su maquillaje, arreglando su cabello y refrescándose en general. Está cansado de ver a mucha gente durante todo su día de trabajo por lo que debe mostrar su mejor aspecto.

4. Sea interesante y atractiva para él. Su día está lleno de aburrido trabajo, así que una de sus funciones es proporcionar una estimulación cuando sea necesaria.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

5. Justo antes de que él llegue, haga un barrido rápido en toda la casa para limpiar todo el desorden y elimine rápidamente el polvo.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

6. Durante el invierno, preparare y encienda el fuego para que cuando regrese pueda relajarse junto a él. Se sentirá como si estuviera en un refugio de descanso y orden, que le proporcionará un estímulo. Ofrecer comodidad a su marido le proporcionará una gran cantidad de satisfacción personal.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

7. Prepare a los niños para que su cabello esté peinado y sus manos y rostros lavados.

8. Los niños son tesoros y deben comportarse como tales. Reduzca al mínimo el ruido cuando él llegue, alentándolos para que estén tranquilos. Elimine cualquier ruido de aspiradoras, lavadoras o secadoras.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

9. Salúdele siempre de una manera alegre y positiva. Ofrezca una cálida sonrisa y muestre un sincero deseo de agradar.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

10. Independientemente de lo que usted necesite hablar con su esposo y lo importante que pueda ser, el momento de su llegada no es el momento adecuado. Sus temas de conversación son más importantes, por lo que debe permitir que hable él primero.

11. Las tardes son su momento. No se queje si llega tarde a casa o se va a cenar (o a cualquier otro sitio) sin usted. Debe tratar de entender que su mundo está lleno de tensión y presión y que tiene que ser capaz de relajarse.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

12. El objetivo de una buena esposa es hacer que el hogar sea un lugar de tranquilidad y calma para que su marido pueda relajarse.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

13. Nunca le salude con problemas o quejas.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

14. Si llega tarde a la cena, o incluso si se queda fuera toda la noche, no se queje. Esto no es nada en comparación con lo que él ha pasado durante el día.

15. Su comodidad es su prioridad. Pídale que se relaje en una silla cómoda o en el dormitorio y tenga bebidas frías y calientes listas para él.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

16. Tenga listas sus almohadas y quítele los zapatos. Hable con una voz tranquilizadora y suave.

17. No cuestione sus acciones o juicios. Recuerde, él es el dueño de la casa y siempre debe ejercer su voluntad. Usted no tiene derecho a hacerle preguntas.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

18. Una buena esposa sabe dónde tiene su lugar.

18 reglas locas que las esposas de 1950 tenían que seguir

¡Vaya! Algunas de estas reglas no son tan malas – tener en orden la casa es un buen gesto que cualquier cónyuge (esposo o esposa) puede hacer por su pareja, pero hay otras que en la actualidad son una auténtica locura para todos.

Estamos contentos de que las mujeres sean tratadas de manera más equitativa ahora. A todos nos encanta tener ahora a una esposa que sea fuerte e independiente, sabiendo que ella no aceptará tonterías de nadie – ¡incluyendo mís tonterías!

Es fascinante pensar que hace sólo 60 años, las cosas eran tan diferentes. Me pregunto que escribirá la gente sobre nuestra generación dentro de 60 años…

Fuente: Wimp

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!