Este corto me hizo sonreír, pero el minuto 01:10 me impactó. Espera a ver el final…

Hay algo mágico en ser un niño en esa época del año que es la Navidad. El resplandor de las vacaciones parece ser un poco más brillante en sus diminutos ojos ya que para ellos es todo fiesta y alegría. Su sentido especial para maravillarse no se puede comprar en una tienda ni se puede encontrar envuelto bajo el árbol de Navidad. Por eso es importante tratar de mantener esa caprichosa sensación en la vida durante tanto tiempo como les sea posible.

Pero a medida que envejecemos, algo de ese esplendor de la Navidad comienza a perder su brillo. Es una parte innegable del “crecer”, y también una parte desafortunada. Este adorable corto animado muestra lo triste que es que incluso las cosas más increíbles pueden desaparecer de nuestra memoria y de nuestros corazones con el paso del tiempo. Como le ocurre a la niña del corto, Lily, cuando descubre un nuevo amigo maravilloso en el muñeco de nieve que hace en su patio trasero. Incluso trata de preservarlo año tras año cuando el clima se calienta.




Pero sin embargo, al final las cosas cambian, y Lily pierde el interés en su helado compañero, distraída por su propia vida bulliciosa.

Asegúrese de ver el vídeo hasta el final para tener una reconfortante sorpresa.

Y si le ha gustado y considera que este es un mensaje edificante: COMPARTA el video con sus amigos.


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies