Se sienta con extraños, entonces aparece ÉL y todo cambia. ¡Llorarás con esta historia!

A finales de los años 70 los artistas Marina Abramovic y Ulay tuvieron una apasionada historia de amor, mientras se dedicaban a realizar actuaciones artisticas con una furgoneta que ellos llamaron “casa”. Tristemente la relación llegó a su fin, y como forma de despedirse decidieron caminar por la Muralla China y separarse cuando llegasen a la mitad del camino. Y así se separon, compartiendo un último abrazo…

Esa fue la última vez que se vieron el uno al otro…




En el año 2010, como parte de una retrospectiva llamada “El artista está presente”, organizada por el museo MoMA, Marina tenía un nuevo proyecto de arte. El proyecto consistía en compartir un minuto de silencio con extraños que se sentaban delante de ella. En la noche de apertura, Ulay se sentó delante de Marina sin que ella lo supiera y esto es lo que pasó…

Fuente: Diply

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)