Cómo dar masajes a su perro, si tiene perro DEBERíA leer esto (él se lo agradecerá)

4 técnicas para ayudar a que su perro descanse, se relaje y rejuvezca

Ohhhh… siii… ese es el lugar correcto. No, no hace daño, ¡es maravilloso! No pares ahora… ¿A quién no le gusta que le den un masaje? No hay nada mejor que algo que te hace sentir bien y que además es bueno para la salud. Los masajes reducen la presión arterial y el nivel de estrés, tanto para el que los hace como los que lo reciben, y sólo se necesitan unos minutos al día. ¿Qué le parecería aprender a darle a su perro un masaje? ¡Es fácil! Y si usted cree en la retribución kármica, basta pensar en todos esos masajes que le esperan durante el camino…

Masaje diario


Con sólo diez minutos al día, puede dar a su perro un masaje de “mantenimiento”. Utilice la palma plana de su mano para tocar lentamente todas las partes del cuerpo de su perro. Hay que centrarse en lo que está sintiendo y prestar atención a todas las capas de pelo, piel, grasa, músculos y hasta los huesos. Estos masajes además proporcionar tiempo de calidad que pasan juntos. Después de unos días, tendrá una idea clara de lo que es normal para el cuerpo de su perro. En futuras sesiones, notará rápidamente las diferencias en la temperatura superficial, sensibilidad al tacto, hinchazón localizada o tensión muscular, la mala calidad del pelo o el estado de la piel. Aunque no se detectan fácilmente, estas cosas pueden llevar a problemas que requieren atención médica, medicamentos, o incluso cirugía. Saber lo que su perro siente de forma normal también puede ayudar a proporcionar una mejor información para su veterinario, entrenador, o masajista. Esta es una manera de que el masaje regular puede aumentar la duración y la calidad de vida de su mascota.




Calmar al perro nervioso


Oh oh… El sonido distante de un trueno nos hace pensar que una gran tormenta se está acercando. Su perro comienza a gemir, cierra sus ojos, y tiembla o resopla. Se mete debajo de su cama. ¿Hay algo que puede hacer para reducir su estrés? El masaje puede ser la respuesta. Los terapeutas del masaje utilizan un movimiento similar a las caricias para relajar el sistema nervioso. Descanse ligeramente la palma palma de la mano en la parte superior de la cabeza o el cuello de su perro. Realize pases largos a lo largo de toda la longitud de la columna vertebral y hasta el final de su cola. Repita esto varias veces lentamente. Puede aumentar gradualmente la presión si a su perro le gusta. No presione hacia abajo en la parte inferior de la espalda. Para terminar, deje que la base de la cabeza de su mascota descanse sobre una mano y la otra mano manténgala sobre el área de la pelvis (el punto más alto sobre las caderas de su perro). Estas dos áreas corresponden a la parte de la médula espinal que controla las respuestas de descanso y relajación del cuerpo (por ejemplo, el sueño, la digestión y la reparación de tejidos). Esta técnica es útil en cualquier momento que su perro esté nervioso o temeroso, así como durante un corte de uñas o una vacunación, o cuando está hiperactivo o inquieto.

Masaje de calentamiento para perros activos


Si hace ejercicio o practica algún deporte, es probable que le hayan dicho muchas veces que el calentamiento de su cuerpo es una parte vital de su rutina de ejercicios. Los perros activos que compiten, corren, caminan con sus dueños, o simplemente juegan duro también se merecen un buen calentamiento, y puede incluso prevenir lesiones. Comience con varios minutos de caricias por todo el cuerpo de su perro. Rápidamente frote los músculos grandes (cuello, hombros, glúteos y muslos) con la parte final de la palma de su mano. Levante con cuidado y apriete los músculos. La técnica es muy similar a amasar la masa del pan. Envuelva sus dedos alrededor de cada pata y apriete suavemente. Relaje su presión y suba por sus patas poco a poco, apretando de vez en cuando. Termine con más caricias por todo el cuerpo para estimular los nervios.

Aliviar rigidez y dolor


El fin de semana fue genial. El sábado, Tex estuvo corriendo durante horas por el parque para perros. Después, el domingo, ambos (usted y su perro) se fueron de caminata durante todo el día. Pero llegó el lunes y Tex no parecía estar tan bien. Cuando va del sofá hasta el plato de agua ve que va cojeando, y disminuyen sus ganas de jugar. ¡Ouch! Esfuerzos recientes, el envejecimiento, o la inactividad pueden conducir a dolor y rigidez en las articulaciones y los músculos. Para ayudar, empiece por acariciar la zona alrededor de la articulación para calentar el tejido. A continuación, coloque su mano (s) sobre el área y aplique presiones suaves sobre el área. Utilize su respiración o cuente lentamente hasta establecer un ritmo a medida que oprime y suelta los músculos. El movimiento de bombeo mueve los fluidos a través de los músculos y reduce la tensión de los tendones que rodean la articulación. Nunca use la fuerza repentina o directa sobre un hueso. Termine con más caricias sobre el área para calmar los nervios. Tenga en cuenta que el masaje regular a lo largo de la vida de su mascota puede ayudar a prevenir la rigidez y el dolor que contribuye a la artritis.

Los lectores deben tener en cuenta que el masaje no es un sustituto de la atención veterinaria. Y que los estados graves requieren diagnóstico y tratamiento por su veterinario.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!