¿Te muerdes las uñas? No te preocupes, hay buenas noticias

¿Te muerdes las uñas? No te preocupes, puede ser un signo de perfeccionismo

Según un nuevo estudio, morderse las uñas puede no ser un signo externo de ansiedad. La investigación sugiere que este mal hábito es más probable que esté vinculado con el perfeccionismo.

El estudio, realizado por el profesor Kieron O’Connor de la Universidad de Montreal, examinó el comportamiento de 48 personas – la mitad de los cuales sufren de “conductas repetitivas” – tras la exposición a diferentes estímulos, diseñados para provocar sensaciones de estrés, relajación, frustración y aburrimiento.

Los resultados de las pruebas fueron publicados en el Journal of Behaviour Therapy and Experimental Psychiatry, y mostraron que los que tienen antecedentes de comportamientos compulsivos eran más propensos a involucrarse en estas conductas cuando se exponen al aburrimiento y a la frustración.

Sarah Roberts, autora del estudio, dijo:

Estos resultados apoyan parcialmente la hipótesis de que los participantes fueron más propensos a involucrarse en comportamientos repetitivos cuando se sentían aburridos, frustrados y descontentos que cuando se sentían relajados“.

Estos hallazgos se relacionan con las respuestas esperadas de los perfeccionistas, que, según O’Connor, “son propensos a la frustración, la impaciencia y la insatisfacción cuando no alcanzan sus objetivos“, y añadió, “también experimentan mayores niveles de aburrimiento“.

Los comportamientos repetitivos de los participantes “parecen satisfacer un deseo o la espera de algún tipo de recompensa“, concluyó O’Connor.

Según Roberts, los resultados sugieren que tener comportamientos repetitivos, como morderse las uñas, “no es simplemente debido a hábitos nerviosos“.

Por otra parte, Roberts insiste, “los resultados sugieren que los individuos que sufren de estos comportamientos podrían beneficiarse de tratamientos diseñados para reducir la frustración y el aburrimiento y modificar pensamientos perfeccionistas“.

Siempre se ha considerado que morderse las uñas y otros “malos hábitos” están típicamente vinculados con la ansiedad y como algo ligeramente autodestructivo, estos nuevos hallazgos podrían ayudar a las personas con hábitos compulsivos a desarrollar mejores técnicas de gestión y evitar situaciones que puedan desencadenar en este tipo de conductas.

Así que la próxima vez que te reprendan para morderte las uñas, diles que no es culpa tuya; que sólo estás aburrido/a.

Fuente: Elite Daily

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!