Nació como “la niña sin rostro”. Ojalá todos aquellos que sugirieron el aborto pudieran verla AHORA

Ella fue noticia en todo el mundo después de su nacimiento. Conocida como “la niña que nació sin cara”, el progreso de Juliana Wetmore ha sido seguido a lo largo de los años por First Coast News (FCN). FCN compartió recientemente una actualización de la situación de Juliana al cumplir los 12 años de edad. Juliana ahora juega al violín y se ha graduado en quinto grado.

Créditos imagen: captura de pantalla




IJReview se acercó hasta la madre de Juliana, Tami Wetmore, para saber más sobre la increíble historia de esta familia. Tami compartió cómo empezó todo:

Se observó muy temprano en mi embarazo que había algo diferente con Juliana. Durante la ecografía de rutina la tecnología no fue capaz de localizar su estómago.

Volvimos para una ecografía de seguimiento y nos enviaron a un hospital más grande que se ocupa de embarazos de alto riesgo. Finalmente Ellos fueron capaces de localizar su estómago, pero durante esa ecografía nos dijeron que no se estaba desarrollando normalmente.

Entonces ellos se enfrentaron a la decisión de continuar con el embarazo o no. Eligieron la vida. Tami explica por qué:

“Estábamos un poco sorprendidos por la pregunta. ¡Nosotros no teníamos todas las respuestas, suponemos que las tiene el que hace la pregunta!”




Thom y Tami siguieron adelante con el embarazo. Tami sólo recuerda “retazos” del nacimiento de Juliana, pero su marido Thom, entrenador en la marina de los Estados Unidos, estuvo presente y le ayudó a controlar con calma el caos de la situación. Tami continua:

“El nacimiento de Juliana Fue muy traumático. Los médicos y el personal estaban muy preparados y Dios estaba orquestando todos los detalles del mismo. Nos habían dicho que podría romper aguas en cualquier lugar, y que era más probable de que sobreviviera si sucedía en el hospital. El médico tuvo que forzar el nacimiento. Nació una hora y 47 minutos más tarde.”

Después de 16 días en la UCIN, los orgullosos padres pudieron, “con manos temblorosas y lágrimas de gratitud”, llevarse a casa su nueva alegría que se uniría a su hermana, Kendra:

Créditos imagen: Tami Wetmore

Algunos pueden preguntarse cómo es criar a un niño con Treacher Collins. Pero para Tami, ser padre es ser padre, sin importa el desafío que un niño puede traer:




“Nunca hemos tratado a Juliana de forma diferente que no sea por sus necesidades médicas. Ella trabaja duro en la escuela y subirá de grado al igual que cualquiera de los otros niños. Esperamos que mantenga su habitación ordenada y tiene responsabilidades en nuestra casa, al igual que todos los demás.”

Hoy en día, su familia se compone de los padres Thom y Tami, Kendra, Juliana, Danica, Kyra, Alexis y Caleb. Danica, que es de Ucrania, también tiene Treacher Collins y fue adoptada por los Wetmore. Kyra, Alexis y Caleb son tres hermanos a quienes los Wetmore también adoptaron.

Créditos imagen: Tami Wetmore

Para Thom y Tami, el mayor desafío al que se han enfrentado en la crianza de Juliana ha estado en la observación a la que tiene que someterse por tantos procedimientos quirúrgicos:

“Como padres, nuestro mayor reto ha estado en todas las veces que ha tenido que estar en una mesa de operaciones. Nunca es fácil. Juliana aún tendrá un par más de operaciones que se tienen que realizar en sus mejillas. Aparte de eso, ella está contenta y confiada de la forma en que se ve.

Ha habido dos ocasiones en los últimos años, cuando como padres hemos oído “ella no podrá superarlo”. Ambas veces lo único que pudimos hacer fue arrodillarnos y orar por la sanación de nuestra preciosa chica.”

La familia está particularmente agradecida por los equipos médicos de Miami y Jacksonville. Tami dice de ellos: “Estaremos siempre agradecidos por las personas especiales que han cuidado de Juliana. El Dr. Anthony Wolfe es su cirujano craneofacial y estamos bendecidos por su experiencia en el campo“.

Créditos imagen: Tami Wetmore

La familia se mudó recientemente a Texas desde Florida. Tami dice que Juliana ha llevado bien el cambio y que tanto el personal de la escuela como los estudiantes “le dieron la bienvenida con los brazos abiertos”. Tami dice que Juliana tiene los mismos intereses y sueños que los demás niños:

“Le encanta ver películas y escuchar música. Ella se unirá a la orquesta de la escuela el próximo año escolar y está muy emocionada por eso.”

¿Qué quiere ser Juliana cuando sea mayor? Tami ha contestado que “ella sueña con ser maestra de educación para sordos”.

Créditos imagen: Facebook / Tami Wetmore

Tami añadió: “Estoy muy orgullosa del amor que Juliana muestra a todo el mundo que conoce. Ella definitivamente cambia a todo el mundo a través de su corazón y su compasión“.

¿Qué consejo tiene Tami para las personas cuando se encuentran con alguien que es “diferente”?

“Tratarlas con amabilidad. Lo más probable es que se parezcan más a ti de lo que crees. Por favor, sea respetuoso y hable con palabras amables, pero haga sus preguntas. Piense primero sobre cómo le gustaría que esa misma persona le preguntara a usted.”

Tami añade que como madre, ella preferiría responder a preguntas que no traten a su hija de manera diferente, y señaló que incluso otros padres tratan de evitar hacer una escena, “todavía vemos cuando se llevan a sus hijos lejos de ella.”

Fuente: Liftbump

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER VIRAL DIARIO

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido