Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Nuestra experiencia de este año nos ha convencido de que las personas de gran corazón y naturaleza generosa existen en este mundo. Hacer el bien a los demás no siempre requiere que una persona tenga habilidades o talentos especiales. Los milagros son a menudo el trabajo de la gente común. Cada uno de nosotros puede contribuir a hacer de este mundo un lugar mejor.

Nosotros, en Viral Diario nos hemos detenido en algunos de los actos de bondad más inspiradores que han restaurado nuestra fe en la humanidad de este año. ¡Vamos a hacer las cosas bien juntos!




1. Un boxeador campeón del mundo construyó 1.000 viviendas para filipinos pobres

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Manny Pacquiao fue una vez un chico normal que vivía en una familia extremadamente pobre en Filipinas. Sin embargo, creció para convertirse en el primer boxeador en la historia en ganar los títulos mundiales en ocho divisiones de peso diferentes. Después de ganar su primer millón como boxeador profesional, Manny utilizó una parte de sus ganancias para construir casas para las familias pobres en su ciudad natal de Tango. Hoy en día, más de 1.000 familias tienen espacios de vida seguros gracias a la generosidad del luchador.

2. Un valiente sirio se mantuvo en Alepo mientras estaba en guerra para cuidar de gatos abandonados

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Alaa Jaleel estuvo arriesgando su vida todos los días con un único objetivo: proporcionar a los necesitados comida y refugio. Cuando la mayoría de sus vecinos, familiares y amigos salieron de la ciudad, este hombre decidió quedarse en Alepo con el fin de cuidar de sus mascotas abandonadas. Hoy en día, Alaa se ocupa de más de un centenar de felinos, incluyendo un gatito llevado por una niña cuya familia se vio obligado a abandonar el país. “Le prometí a esa chica que volvería a ver a su gato de nuevo cuando regresara“, dice.

3. Un maestro creó un “Gentleman’s Club” para niños de familias monoparentales

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad




Raymond Nelson es un maestro en una escuela primaria en Carolina del Sur. Hubo un tiempo en que no podía conseguir que sus alumnos se comportasen adecuadamente en su clase. Fue entonces cuando se le ocurrió la idea de crear un “club de caballeros”. El maestro compró chaquetas, chalecos y corbatas para niños que no tienen su propia ropa y comenzó a enseñar a los niños lecciones de vida.

4. Una mujer danesa rescató a una niña nigeriana de dos años abandonada por sus padres

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Casi un año ha pasado desde Anja Ringgren Loven encontró a una niña de dos años de edad muerta de hambre y desnuda en una calle en Nigeria. Anja le dio un nombre que le diera la fuerza para recuperarse: Esperanza. Su propia familia había dejado morir a la pequeña, ya que pensaban que era una bruja. En ese momento, era una niña de un año de edad, que solo pudo sobrevivir gracias al buen corazón de los transeúntes que le daban un poco de comida.

5. Una corredora sacrificó la posibilidad de ganar una medalla con el fin de ayudar a una atleta lesionada

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

En los Juegos Olímpicos, durante la carrera de 5.000 metros femeninos, Nikki Hamblin de Nueva Zelanda chocó accidentalmente con la corredora estadounidense Abbey D’Agostino. Nikki ayudó a su competidora, y luego las chicas corrieron juntas, ayudándose la una a la otra. A pesar de que las dos corredoras fueron las últimas en cruzar la línea de meta, todavía pasaron a la final. Por otra parte, ambas fueron galardonadas con la medalla Pierre de Coubertin por mostrar generosidad y el verdadero espíritu del deporte durante los Juegos Olímpicos.




6. Miles de personas apoyaron a esta chica cuando nadie se presentó para su fiesta de cumpleaños

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Hallee Sorenson, una chica de 18 años de edad con autismo, invitó a sus amigos a su fiesta pero nadie se presentó. A continuación, Rebecca, la prima de Hallee, decidió tomar medidas y compartió una foto de Hallee en Facebook pidiendo a la gente que enviara a su prima una tarjeta de cumpleaños con los mejores deseos. Internet respondió de una manera fantástica. La oficina de correos en Bangor, Maine, se inundó con una enorme cantidad de correo para Hallee. En total, la niña recibió más de 10.000 tarjetas, cartas y paquetes.

7. Unos estudiantes vuelven a recrear una graduación para su compañero que no pudo asistir por haber tenido un accidente de coche

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Scott Dunn tuvo un grave accidente de coche tan sólo unos días antes de su ceremonia de graduación de la secundaria. Después de haber despertado de un coma, el chico descubrió que se había perdido el día más importante de su vida, y por eso estuvo muy molesto. Pero cuando el joven comenzó a recuperarse, el director de la escuela contacto con la familia de Scott y les dijo: “Queremos hacer algo especial para su hijo.” Al final resultó que, los compañeros de Dunn decidieron volver a la escuela y volver a recrear la graduación sólo para él. Al igual que durante la ceremonia original, los estudiantes estaban vestidos con sus togas académicas y los profesores hicieron sus discursos de graduación. Sin embargo, Scott fue el único que fue llamado para recibir su diploma. El joven conmovido dijo: “No sé cómo explicarlo“.

8. Un tailandés sin hogar tiene un trabajo y un hogar en agradecimiento por un acto honesto

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Un día, Woralop, una persona sin hogar de 44 años de edad y residente en Tailandia, encontró una cartera de diseño llena de tarjetas de crédito y 20.000 baht (alrededor de 500 euros) en una estación de metro. A pesar del hecho de que el hombre era muy pobre, ni siquiera se quedó con una sola moneda de la cartera. En su lugar, entregó su hallazgo en la estación de policía local. Al final resultó que la cartera era propiedad de Niity Pongkriangyos, de 30 años de edad y dueño de una fábrica, el cual se quedó sorprendido por la honestidad de este hombre sin hogar. “Si yo hubiera esado en su posición, probablemente me habría quedado con la cartera“, dijo. Con el fin de premiar a Woralop por su acto honesto, Niity le dio un trabajo en su fábrica y le proporcionó un apartamento de servicio. Ahora el hombre que antes no tenía hogar gana 11.000 baht (317 dólares) al mes, y tiene una buena cama y un hogar seguro para dormir por la noche.

9. Un pescador rescató a un alce que se había hundido en el hielo

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Ivan Drachev, un residente de Barnaúl (Rusia), regresaba a casa después de un viaje de pesca cuando vió que un alce se había quedado atrapado entre el hielo. Después de varios intentos, Ivan ató al animal y lo sacó del hielo. La pobre criatura estaba tan fría y tenía tantos escalofríos que el hombre tuvo que frotar su cuerpo. “Me senté al lado del alce. Puso su cabeza sobre mis rodillas y jadeó. ¡Es sorprendente cómo los animales pueden entender todo lo que está pasando alrededor de ellos!

10. Los vecinos repararon la casa de una anciana profesora pobre de forma gratuita

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Anne Glancey, una maestra de escuela jubilada, recibió una carta de las autoridades municipales diciendo que podría recibir una multa de 3,000 dólares diarios si no hacía las reparaciones en su casa. La anciana no tenía a nadie para ayudarla. ¡Hasta que un día, Anne vio a algunos jóvenes reparando su casa! Estos ayudantes resultaron ser sus vecinos, Adán y Kristin Polhemus.

11. La aerolínea Canadian airlines violó sus propias reglas con el fin de salvar a los animales de un incendio

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Los residentes de Fort McMurray, Canadá, se vieron obligados a huir de sus hogares después de que un incendio forestal asolara un bosque cercano. Las compañías aéreas suelen tener pautas muy estrictas en cuanto al transporte de animales por vía aérea. Como regla general, los pasajeros que transporten animales deben proporcionar todos los documentos necesarios, y los propios animales domésticos deben ser transportados en jaulas especiales en la bodega del avión. Sin embargo, esta vez las aerolíneas rompieron sus propias reglas y a las mascotas desplazadas se les permitió volar en las cabinas principales junto con sus dueños. ¡Afortunadamente, todos los animales fueron rescatados!

12. Una azafata adoptó un perro que la esperó durante seis meses

Las 12 buenas obras más inspiradoras de 2016 que nos hicieron sentir orgullosos de la humanidad

Olivia Sievers, una auxiliar de vuelo de Alemania, a menudo volaba a Buenos Aires. Una vez mientras estaba allí, vio a un perro fuera de la puerta del hotel en el que se hospedaba. Ella alimentó al perro y lo acarició. Desde ese día, el perro – Olivia decidió llamarlo Rubio – comenzó a esperar su regreso a Buenos Aires. Olivia vivía en Alemania, por lo que encontró un nuevo hogar a Rubio en Buenos Aires, pero el perro se escapó con el fin de volver a verla. En ese momento, Olivia ya había formado un fuerte vínculo con Rubio, por lo que decidió lleváserlo con ella a Alemania. Ahora el perro está completamente feliz en su nuevo hogar.

¡COMPARTE estas buenas obras e inspiradoras acciones de estos grandes seres humanos!

Fuente: Bright Side

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!