Trajo una maleta al hospital. Cuando las enfermeras vieron lo que había dentro se pusieron a LLORAR…

Hace unos días, el usuario de Reddit, Mellifluous_Username (Mel), compartió una historia que ahora está haciéndose viral en Internet. Es una historia trágica, pero al mismo tiempo muy hermosa. Si usted no está de humor para leer algo emotivo, le sugiero que pulse el botón “atrás” de su navegador en este momento.

Hace poco menos de un año, la esposa de Mel (nombre no revelado) enfermó gravemente. Después de pasar sin éxito por el quirófano, su estado se puso cada vez peor. Llegó hasta un punto en el que sus días, literalmente, estaban contados.




Sabiendo que su tiempo entre nosotros era limitado, tuvo sólo una simple solicitud. Quería ver a su perro por última vez. Cuando Mel oyó esto, sabía que tenía que hacerlo.

Desafortunadamente, su solicitud no era fácil de lograr. Los perros tenían estrictamente prohibido entrar en la unidad de cuidados intensivos. Mel sabía que si alguien lo veía con un perro, lo echarían inmediatamente fuera del hospital.

Fue entonces cuando se le ocurrió una idea brillante. Mel decidió usar una maleta para poder colar a su perro (de unos 22 kilos de peso) en la habitación de su mujer. Todavía era arriesgado, pero sabía que tenía que tratar de hacer que la voluntad de su moribunda esposa se hiciera realidad.

Explicó toda la situación al perro antes de colocarlo cuidadosamente dentro de la maleta. Cuando llegó al hospital y el personal del hospital le detuvo y lo interrogaron acerca de la maleta, el perro no hizo ni el más mínimo ruido. Parecía casi como si su perro reconociera la importancia de permanecer en completo silencio.




Cuando entramos en la habitación, mi esposa estaba dormida. Abrí la cremallera de la maleta, y el perro de inmediato saltó sobre la cama, y ​​con cautela se lo puse sobre el pecho, evitando de alguna manera los cables que ella tenía. El perro se colocó donde podía mirar directamente a los ojos de mi esposa, y se quedó sentado completamente inmóvil, hasta que unos veinte minutos más tarde, mi mujer se despertó y comenzó a gemir de dolor“.

Mientras el dolor consumía su cuerpo, ella se emocionaba al ver al perro. El perro empezó a lamer suavemente su cara mientras ella lo abrazaba estrechamente en sus brazos. Su cálido abrazo duró alrededor de una hora más o menos.

Tras un tiempo, las enfermeras entraron en la habitación, vieron la escena, pero no llamaron a seguridad. Las enfermeras estaban tan increíblemente tocadas (en lágrimas) que durante un momento permitieron que el perro se quedara.

Unos días más tarde, la esposa de Mel falleció.

Ahora siempre que Mel se acerca a una maleta, el perro se vuelve loco de emoción. El pobre perrito piensa que está a punto de ser llevado de viaje a ver a mamá…




Descanse en paz la esposa de Mel.

Fuente: Rosey news

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!