Su perro no está sordo, pero no quiere venir cuando se le llama. Hasta que se da cuenta de la razón

A todos nos gusta pensar, cuando hablamos de nuestras mascotas, que son los mejores y más brillantes gatitos, perritos, conejos o pájaros que hay en todo el mundo.

Dicho esto, la dueña de un golden retriever muy adorable y cariñoso hizo una honesta declaración acerca de su querido perrito Stanley.




De acuerdo con su post en Imgur, un sitio web para compartir fotos, Stanley es dulce y encantador, pero ha llegado a sospechar que también podría ser … bueno, por decirlo sin rodeos, un poco “lento”.

Por supuesto, hay una gran cantidad de variaciones en términos de inteligencia animal. Muchas especies de peces, por ejemplo, tienen poca capacidad para recordar, mientras que hay una gran cantidad de aves que son muy inteligentes y pueden aprender palabras e incluso combinar colores.

Los perros tienden a situarse justo en el medio. Un perro de inteligencia promedio puede responder a muchas órdenes y encontrar comida escondida.

En el caso de Stanley, su dueña y su marido casi al instante comenzaron a sospechar que su cachorro, aunque feliz y saludable, podría tener algunas necesidades especiales.

Sigue leyendo para aprender a cuidar a un perro que necesita sólo un poco más de paciencia, amor y comprensión.




Su perro no está sordo, pero no quiere venir cuando se le llama. Hasta que se da cuenta de la razón

Todo comenzó cuando la dueña y su esposo adoptaron por primera vez a Stanley de un centro de rescate de Golden Retriever.

Escribe que supieron desde el primer momento que Stanley era algo diferente, porque cuando entraron en su casa de acogida, “estaba durmiendo en la parte superior de la mesa del comedor“.

Stanley conectó inmediatamente con sus posibles dueños y cuando se lo llevaron a casa, se llevaba muy bien con sus niños y otros animales.

Su perro no está sordo, pero no quiere venir cuando se le llama. Hasta que se da cuenta de la razón




A pesar del temperamento dulce y los mimos de Stanley, sus nuevos dueños estaban todavía un poco preocupados por su nuevo perro.

Ellos habían formado a su primer golden, Karma, pero no tuvieron nada de éxito con Stanley, y comenzaron a preocuparse porque podría hacerse daño con sus payasadas.

Se contrató a dos entrenadores en vano; uno de ellos opinó que Stanley podría tener alguna deficiencia mental.

Su perro no está sordo, pero no quiere venir cuando se le llama. Hasta que se da cuenta de la razón

A pesar de que parecía como un insulto al principio, comenzaron a tener en cuenta la sugerencia de que por su deficiencia mental no pudiesen proporcionar al cachorro un hogar seguro y feliz.

Stanley estaba perfectamente sano físicamente, por lo que en realidad nadie había considerado la posibilidad de necesidades especiales, pero sus extraños comportamientos fueron definitivamente empujándolos a explorar en esa dirección.

Después de llevarlo a su veterinario para comprobar sus sentidos y determinar que su oído y vista estaban bien, comenzaron a hacer algunas investigaciones.

Su perro no está sordo, pero no quiere venir cuando se le llama. Hasta que se da cuenta de la razón

Además de sus enérgicas travesuras, Stanley no respondía a su propio nombre ni a órdenes simples como “siéntate”.

También había desarrollado una rutina obsesiva-compulsiva de recopilación de determinados juguetes y objetos de la casa, incluyendo un animal de peluche y un control remoto, que recogía todas las tardes.

Su dueña observó que se ponía “visiblemente angustiado” si no podía encontrar todos sus artículos.

Su perro no está sordo, pero no quiere venir cuando se le llama. Hasta que se da cuenta de la razón

Decidieron implementar un test de inteligencia canina recomendado por un amigo.

Probaron su capacidad para salir de debajo de una manta, responder a su nombre, y encontrar un regalo en el interior de una taza.

Stanley fracaso por completo en la prueba, mientras que su otro golden, Karma, la realizó fácilmente.

Su perro no está sordo, pero no quiere venir cuando se le llama. Hasta que se da cuenta de la razón

Después de realizar la prueba sencilla de CI (cociente intelectual) en casa, la familia llegó a la conclusión de que su amado Stanley, que no respondía a su nombre, era “tan sólo … diferente.

Enviaron vídeos de sus exámenes a su veterinario, quien estuvo de acuerdo y dijo que Stanley podría tener una combinación de terquedad y endogamia, que podía conducir a una baja inteligencia.

Con el tiempo, llegaron a la conclusión de que nunca podrían conocer el “por qué” del comportamiento de Stanley, pero no era algo de lo qué preocuparse.

Su perro no está sordo, pero no quiere venir cuando se le llama. Hasta que se da cuenta de la razón

La familia de Stanley asegura que cuidan de su cachorro especial con mucho amor y paciencia.

“Él no puede hacer las cosas de inmediato, en absoluto, pero nos quiere y nosotros a él.”

Para mantenerlo feliz, se aseguran de que siempre pueda encontrar sus objetos preferidos para que los recoja, y que siempre tenga tiempo para procesar lo que está pasando y entender las cosas.

Su dueña concluye añadiendo: “en realidad es un buen chico, y ha traído mucho amor, entretenimiento, y felicidad a nuestra casa.

¡Si te gusta esta historia sobre una familia que tiene a su cuidado un perro especial, asegúrate de COMPARTIR esto con tus amigos y familia!


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies