Este Dachshund con obesidad mórbida que apenas podía caminar ahora es un perro feliz

Cuando Brooke Burton vio por primera vez a Dennis el Dachshund, éste apenas podía caminar. El perro tenía una obesidad tan mórbida que pensó que se movía más como una babosa que como un perro.

Brooke estaba ayudando a limpiar la casa de su tío abuelo, allá por 2013, cuando vio a Dennis por primera vez.

Sólo podía dar unos pasos y se detenía a descansar. No era un perro feliz.

Pesaba 25 kilos (que es mucho para un perro pequeño que debía pesar alrededor de 6 kg).

Había sido alimentado con una dieta de comida rápida que incluía pizzas. Dennis había comido todo lo que su dueño había compartido con él. Brooke veía que Dennis era infeliz y se lo llevó a su casa en Columbus, Ohio.

El veterinario le dijo que, dada la situación en que estaba, Dennis no habría sobrevivido mucho más tiempo. No sólo era demasiado sobrepeso, estaba muy deshidratado y tenía la piel plagada de infecciones.

Inmediatamente le pusieron a Dennis una dieta estricta de 1/2 de una taza de comida seca para perros dos veces al día y permitiéndole sólo golosinas vegetales.

De forma lenta pero segura Dennis empezó a perder peso y comenzó a caminar más y mejor.

Una vez que empezó deshacerse de sus kilos, su piel quedaba colgante.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!