Encuentran a un perro con un terrible tumor de 20 kilos. Su historia acaba así…

Gandhi dijo una vez: “La grandeza de una nación se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.” Si tomamos esa máxima como cierta, la historia de un Golden Retriever de ocho años llamado Henry muestra a un país en su peor momento y en su mejor momento.

Henry fue encontrado por la policía local en Newport Beach (Estados Unidos), aparentemente abandonado por sus anteriores propietarios. Estaba hambriento y solo, y, para empeorar las cosas, tenía un tumor de 20 kilos situado a un lado. Los equipos de rescate dicen que el tumor era tan grande que le hacía prácticamente estar inmóvil y ni siquiera podía levantar la pata para orinar. Debido a que no había propietarios que reclamasen por él, los vecinos se unieron para ayudar a pagar la costosa cirugía para extirpar el tumor. Por suerte, Henry sobrevivió a la arriesgada operación y ahora está libre del monstruoso crecimiento. Aunque los médicos aún están a la espera de los resultados de una biopsia para determinar si el tumor era canceroso. Hasta entonces, Henry parece estar lleno de vida y muy juguetón.

Por suerte, la policía afirma que pronto encontrarán a las personas que abandonaron a Henry para que muriese. Como dice la supervisora de Control de Animales Valerie Shomburg: “Quien haya hecho esto a Henry tendrá que responder ante la justicia.

Para activar los subtítulos pulsa aquí

No te olvides de COMPARTIR la conmovedora historia de este cachorro con tus amigos y familiares.

Fuente: Wimp

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!