Las personas que hablan consigo mismas no están locas. En realidad, son inteligentes…

Las personas que hablan en voz alta consigo mismas tienen la reputación de estar… algo “locas”. Pero resulta que en realidad son bastante inteligentes. He aquí la razón.

1. Las personas que se hablan a sí mismos saben lo que quieren y hacen que las cosas sucedan.




Cuando hablas en voz alta acerca de tus objetivos, estás básicamente intercambiando ideas de ti mismo. Hablar en voz alta es una eficaz manera de hacer que sucedan las cosas en tu vida. Tienes más convicción en lo que quieres y es más fácil averiguar cómo vas a conseguirlo.

2. La gente que habla en voz alta tienen una mayor lucidez.

Cuando se habla en voz alta, estás básicamente limpiando el desorden de tu mente. Puedes organizar tus pensamientos con mayor facilidad y sopesar mejor las decisiones importantes.

3. La prueba de que es bueno para el desarrollo del cerebro: los niños aprenden y se centran hablando con ellos mismos.

Las personas que hablan consigo mismas no están locas. En realidad, son inteligentes...

Los expertos dicen que hablar en voz alta es la base del desarrollo en la infancia. Al hablar en voz alta, los niños permanecen centrados en los trabajos manuales. De acuerdo con Live Science: “El discurso autodirigido puede ayudar a guiar el comportamiento de los niños, cuando, por ejemplo, se escuchan a sí mismos siguiendo paso a paso tareas tales como anudarse los zapatos, es como si fuera un recordatorio para sí mismos que permite que se concentren en el trabajo manual.




4. Hablar en voz alta ayuda a que el cerebro funcione de manera más eficiente.

En un estudio publicado en el Quarterly Journal of Experimental Psychology, los psicólogos Daniel Swigley y Gary Lupya, nos hablan de la hipótesis de que el acto de hablar puede mejorar la eficiencia cerebral. El estudio se basó en 20 personas que tenían el objetivo de encontrar un objeto en un supermercado. En la primera serie del estudio se hizo que los participantes trataran de hacerlo en silencio. Después se hizo una segunda serie en la que otros participantes repetían el nombre del objeto en voz alta mientras iban por la tienda. Los que hablaban en voz alta consigo mismos tardaban un tiempo mucho menor en encontrar el objeto.

5. Las personas que se hablan a sí mismos son mejores solucionadores de problemas.

Las personas que hablan consigo mismas no están locas. En realidad, son inteligentes...

Cuando se habla con uno mismo, los mecanismos sensoriales se activan. No sólo cuando estás pensando en palabras, también cuando las estás diciendo, y cuando las estás escuchando, haciendo que se visualice el conjunto. Esto proporciona una oportunidad mejor de resolver los problemas que si sólo se piensa en ellos. Albert Einstein era bien conocido por hablar en voz alta consigo mismo cuando estaba buscando la forma de resolver un problema.




Fuente: Pulptastic

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER VIRAL DIARIO

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido