Esta enorme Pitbull estaba ocultando algo. Cuando movió la cabeza me quedé ATÓNITO

Cuando Cheri Desmarais adoptó una pit bull llamado Gipsy, no tenía miedo. A pesar de todas las cosas negativas que la gente dice sobre los pit bulls, sabía que ella había adoptado a una amable y amorosa alma en su casa.

Gypsy era amable y cariñosa, y era especialmente buena con otros animales. Así que no fue una sorpresa para Cheri lo que Gypsy hizo cuando ella trajo a casa un gatito abandonado de tres semanas de edad llamado Barnabas.




Cuando Cheri y su familia rescataron a Barnabas, el gatito de tres semanas de edad estaba enfermo y débil y tuvo que ser alimentado con biberón.

Esta enorme Pitbull estaba ocultando algo. Cuando movió la cabeza me quedé ATÓNITO

Cheri Desmarais

Pero fue Gypsy la que realmente se acercó y ayudó a cuidar a Barnabas.

Esta enorme Pitbull estaba ocultando algo. Cuando movió la cabeza me quedé ATÓNITO

Ella lo limpió y se acurrucó con él para mantenerlo caliente y darle sensación de seguridad.

Esta enorme Pitbull estaba ocultando algo. Cuando movió la cabeza me quedé ATÓNITO

Cheri Desmarais

Poco a poco, Barnabas recuperó la salud, y ahora Cheri dice que los dos son inseparables.

Esta enorme Pitbull estaba ocultando algo. Cuando movió la cabeza me quedé ATÓNITO

Cheri Desmarais

Aunque a Barnabas todavía le encanta acurrucarse y dormir justo al lado de Gypsy, al igual que lo hicieron cuando se conocieron.

Esta enorme Pitbull estaba ocultando algo. Cuando movió la cabeza me quedé ATÓNITO

Cheri Desmarais




¡Tienes que verlos juntos!

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!