Policía la detiene por conducir mientras usa el teléfono, pero se encuentra después algo totalmente INESPERADO

El policía Dustin Clinkscales estaba de patrulla en Austin, Texas (EEUU), cuando se dio cuenta de que una mujer parecía que estaba hablando con su teléfono mientras conducía.

El medio MyFoxAustin informa que el policía Clinkscales procedió a que la mujer detuviera su vehículo. En la ciudad de Austin la multa por conducir usando el teéfono es de 500 dólares (455 euros).




Al acercarse al vehículo, sin embargo, la mujer comenzó a abrir la puerta y tenía las manos sobre su garganta. El policía de inmediato se dio cuenta de que la mujer se estaba ahogando.

Trató de darle un golpe en la espalda sin éxito, por lo que la sacó del coche y comenzó a realizar la maniobra de Heimlich.

Después de varios intentos el objeto – una galleta – fue desalojado y la mujer se desmayó.

Según MyFoxAustin, la mujer había tratado de llamar al 911, pero fue incapaz de hablar debido a la colocación de la galleta en su garganta.

Así que tirando de ella, el policía Clinkscales potencialmente le salvó la vida.




Como curiosidad la mujer resultó ser la hija del detective Damon Dunn, un compañero y miembro de la fuerza de Policía de Austin. Él dijo a MyFoxAustin, lo agradecido que estaba de la buena acción de Dustin Clinkscales.

Le di un abrazo … [Mi hija] está muy agradecida. Ha tenido mucha suerte de que él estuviera ahí en ese momento“.

Fuente: Liftbump

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies