Así resuelven en Suiza el problema de la basura. ¿Por qué no les imitamos?

Así resuelven en Suiza el problema de la basura. Es fantástico. ¿Por qué no les imitamos?

Suiza es un país que se mantiene increíblemente limpio. Allí la “prevención de la contaminación” es una filosofía que se ajusta a la perfección. Los suizos la utilizan para clasificar todo aquelo que se puede ordenar.

Durante la década de 1980, el país se enfrentó a un desastre ecológico: todos los ríos y lagos estaban contaminados con nitratos y fosfatos, la tierra fue expuesta a metales pesados, y la gente generaba una enorme cantidad de basura mensualmente. Los suizos se dieron cuenta de que había un problema, y que debían ser aplicadas medidas urgentes.




La clasificación de la basura en diferentes categorías parecía ser el método más eficaz. Se elaboraron unas nuevas normas, y no se hicieron excepciones – todo el mundo tenía que poner su basura en diferentes contenedores.

Así resuelven en Suiza el problema de la basura. Es fantástico. ¿Por qué no les imitamos?

Por ejemplo, con las bolsitas de té usadas, se tenía que hacer lo siguiente: la etiqueta al contenedor de basura de cartón, la propia bolsa al marcado como ‘papel’, las hojas té al de ‘compost’, la grapa metálica al contenedor de ‘residuos de metal’, y el hilo o cuerda a una bolsa marcada como ‘basura’. Probablemente pensarás que esto debe haber sido una broma – pero eso es porque no vives en Suiza. Aquellos que no siguen las reglas tienen que pagar una multa.

Como resultado, todos los días, los suizos reciclan:

  • El 70% de papel utilizado en el país.
  • Una enorme cantidad de cartón. (Papel y cartón se reciclan por separado, el reciclaje de este último es más caro).
  • Baterías eléctricas. El 60% de todas las baterías que se venden en Suiza se entregan nuevas después de su uso. Nunca se tiran a la basura.
  • Cristal. Suiza lleva la delantera en términos del número de botellas devueltas – más del 90% de las botellas son devueltas a las plantas de reciclaje de vidrio. Por otra parte, los suizos tienen que quitar los tapones a las botellas y ordenarlas en función del color del cristal.
  • Botellas de plástico. El 71% de ellas son recicladas.
  • Latas. Estas deben ser presionadas previamente con una prensa especial. El 70% de las latas se reciclan.
  • Latas de aluminio. Se separan de las latas normales; el 90% de ellas son recicladas.
  • Cadáveres de animales. Hay un suplemento para esto y está prohibido enterrar a los animales por sí mismo.
  • Aceite vegetal.
  • El aceite de motor es independiente del aceite vegetal. Un punto adicional es que está prohibido el cambio de aceite en los automóviles personales. Debe ser hecho en una estación de servicio por un coste adicional.
  • El compost de residuos: subproductos alimentarios, plantas, subproductos para gato, arena para gatos, cenizas, madera, polvo, hojas, ramas, y así sucesivamente.
  • Materiales domésticos neutros tales como piedras.
  • Medicamentos caducados.

Así resuelven en Suiza el problema de la basura. Es fantástico. ¿Por qué no les imitamos?




La gente todavía puede tirar la basura en los contenedores de basura, pero van a tener que pagar un impuesto por recoger cada kilo de residuos. Se pone un sello especial en cada una de las bolsas de basura de plástico, lo que demuestra que el impuesto fue pagado. Su precio es de 2 o 3 CHF (franco suizo), entre 2 y 3 euros, por unos 5 kilos de basura.

Si no puedes pagar el impuesto, la policía de la basura (sí, en realidad se llaman así, aunque no lo creas) abre cada bolsa sin el sello y busca cualquier tipo de prueba para encontrar a su dueño. La multa por tal comportamiento imprudente asciende a 10.000 francos suizos (aproximadamente 10.000 euros).

Este enfoque para el reciclaje ha resultado ser un gran éxito, pero no debido a las altas multas o el miedo a la policía de basura, sino gracias a los ciudadanos interesados. De hecho, ojalá todo el mundo clasificara la basura de manera eficiente como ellos, nuestro mundo estaría más limpio y dejaríamos un planeta mejor a las próximas generaciones.

Fuente: Bright Side

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!