Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Con la primavera ya en marcha, muchos de nosotros estamos tratando de pasar más tiempo al aire libre y en el jardín. Tal vez alguno ya lo haya conseguido, pero la mayoría de nosotros todavía estamos en fase de planificación tratando de averiguar que es lo que nos gustaría lograr este año.

En lugar de simplemente cultivar flores de nuevo, ¿por qué no intentar probar con el cultivo de una huerta? Las preocupaciones sobre el uso de pesticidas y productos modificados genéticamente han hecho que aumente la necesidad de tener tu propia comida e incluso ya es un pasatiempo muy popular para las personas que viven en zonas urbanas y rurales. Y es que se ha hecho muy difícil saber lo que está pasando con tu comida antes de que ésta llegue a tu mesa, por lo que la única forma de estar realmente seguro es tener tu propio huerto. Los alimentos etiquetados como cultivo ecológico están disponibles en muchas tiendas de comestibles, pero los precios son exorbitantes y difíciles de conciliar con los salarios medios. Por lo tanto, tener tu propio huerto es la alternativa perfecta.

Pero incluso con medios y motivación, puede ser difícil de cultivar cualquier cantidad significativa de un producto si simplemente no tienes suficiente espacio en tu jardín. Por suerte, Laurie Ashbach, desde el blog Dan 330, ha conseguido un método para producir grandes camtidades de patata con menos de un metro cuadrado de terreno. ¡Increíble! Esta solución es ideal si no tienes mucho espacio, incluso aunque el suelo de tu jardín sea de mala calidad.

Materiales necesarios para este proyecto:

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

  • 4 postes de cerca
  • 8 secciones de cerca o valla de alambre, de alrededor de 1,20 m de alto
  • Tijeras de alambre y alicates
  • Una bala de paja
  • Compost o fertilizante
  • Patatas de siembra

Para este proyecto, Laurie compró patatas de siembra en invierno. Estaban listas para ser plantadas a finales de primavera. Estas patatas tienen un “certificado orgánico” por el Departamento de Agricultura y Tierra del territorio de Iowa (EEUU).

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Puedes elegir cualquier patata a tu gusto, pero ya que tardarán un tiempo en crecer, es una buena idea que inviertas algo de dinero extra en comprar productos orgánicos.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Con sus patatas listas, Laurie y su marido, Dan, insertaron los cuatro postes a unos 45/50 centímetros el uno del otro, formando con los cuatro postes un cuadrado. El área puede variar en función de tus necesidades, pero trata de hacerlo de modo que al menos tenga estas dimensiones.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Después, envolvieron la cerca con alambre alrededor de los postes, dejando un poco de cable extra para asegurar la valla en los extremos. Las pinzas se utilizan para doblar el alambre adicional y que todo quede unido y seguro.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Entonces el área cercada fue llenada con paja para crear lo que se asemeja a un nido (el centro no debe rellenarse) que se mantiene unido por la valla de alambre.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Después, se llenó el centro de compost o fertilizante.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Ya era hora de hacer algo con las patatas listas para la siembra. Con un cuchillo, se cortaron las patatas y se plantaron para que cada pieza contuvieran al menos un esquejes o tallo (al menos cuatro por cada patata).

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Empecé con un kilo de patatas que fueron 8 patatas de tamaño mediano con cerca de 4 esquejes cada una, lo que significaba que había al menos 32 esquejes o tallos. Unos 9 esquejes se pusieron alrededor del borde exterior del nido en 4 capas. El año que viene voy a duplicar el número de patatas por torre y seguiré subiendo. En la parte superior, plantó esquejes justo en el centro para que pudieran crecer“, dijo Laurie en su entrada en el blog.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Laurie puso las patatas el 1 de junio y el 4 de julio, su torre de patatas ya tenía este aspecto:

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

El follaje estaba empezando a espesar y las flores estaban empezando a florecer.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Laurie informa que es importante mantener el riego durante todo el verano, y que es una buena idea, si es posible, instalar un sistema de riego por goteo. Este sistema hará que sea más fácil que haya humedad durante los meses de verano, cuando el calor puede secar fácilmente toda la torre.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

A finales de verano llegó el momento de la cosecha. Lleno de emoción, Laurie desmontó toda la torre y empezó a soltar las patatas de la tierra y el heno.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Laurie recomienda no regar la torre antes de la cosecha. Si lo haces, tendrás que excavar a través de un gran lío de barro para recuperar la cosecha.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

¿Puedes imaginar que un resultado tan impresionante vino de una pequeña torre de heno y compost?

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Una cosecha con éxito es un tesoro y una recompensa en sí misma, pero imagina todos los deliciosos platos que podrías hacer con esas deliciosas patatas orgánicas y de cosecha propia.

Dejó caer unas patatas en este nido de paja. Parece extraño, ¿pero unos meses más tarde? ¡Increíble!

Para tener más información sobre este proyecto, visita el blog de ​​Laurie aquí, y asegúrate de ver el vídeo a continuación como material de archivo adicional para tu próxima cosecha de patatas.

Fuente: Wimp

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!