Cuando un esposo y padre de tres hijos llegó a casa un día… no esperaba esto de su esposa

Cuando un esposo y padre de tres hijos se fue de casa un día... no esperaba esto de su esposa

Una tarde, un hombre llegó a casa del trabajo y se encontró un caos total. Sus tres hijos estaban fuera, todavía en pijama, jugando en el barro, y había envases de comida vacíos y envoltorios esparcidos por todo el patio. La puerta del coche de su mujer estaba abierta, al igual que la puerta de entrada a la casa y no había ni rastro del perro.

Al entrar en casa se encontró un lío aún mayor. Había una lámpara en el suelo, y la alfombra estaba arrugada contra una pared. En la sala de estar, el televisor estaba con el sonido altísimo en un canal de dibujos animados y todo el suelo estaba cubierto de juguetes y diversas prendas de vestir.

En la cocina, los platos llenaban el fregadero, la comida del desayuno estaba derramada sobre la mesa, la puerta de la nevera estaba completamente abierta, había comida para perros derramada en el suelo, un vaso roto yacía debajo de la mesa, y un montón de arena se extendía por el puerta trasera.

Rápidamente se dirigió hacia las escaleras, pasando por encima de más juguetes y más montones de ropa, en busca de su mujer. Estaba preocupado de que pudiera estar enferma, o que le hubiera sucedido algo grave.

Se encontró con un pequeño hilo de agua y lo siguió. Provenía de la puerta del baño. Mientras miraba el interior se encontró con toallas húmedas, espuma de jabón y más juguetes esparcidos por el suelo. Metros de papel higiénico yacían en un montón y una buena cantidad de pasta de dientes había sido untada sobre el espejo y las paredes.

Cuando se precipitó en su dormitorio, encontró a su mujer todavía acurrucada en la cama con su pijama, leyendo una novela. Ella lo miró, sonrió, y le preguntó cómo fue su día. Él la miró desconcertado y preguntó: “¡¿Pero qué ha pasado aquí hoy?!

Ella sonrió de nuevo y respondió: “¿Sabes cuando todos los días llegas a casa del trabajo y me preguntas qué he hecho hoy?“. Sí, fue su respuesta incrédula. Entonces ella le respondió: “Bueno, pues hoy no lo hice“.

¡COMPARTE el mensaje de este post con tus amigos y familiares!

Fuente: LifeBuzz
Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!