Una madre divorciada va a una cita y revela la verdad sobre sus raras trillizas…

Una madre divorciada va a una cita y revela la verdad sobre su raros trillizos...

Después de su divorcio, Liz Dunn se dedicó a criar a su hija de tres años de edad, Sarah, como madre soltera. Pero Liz también estaba embarazada de nuevo, y esta vez, eran trillizos.

El 30 de abril de 2000, Liz dio a luz a tres niñas trillizas idénticas con tan sólo 24 semanas. Juntas, Zoe, Sophie y Emma pesaron menos de dos kilos, pero milagrosamente, sobrevivieron. Las chicas también desarrollaron ototoxicidad por los antibióticos que les dieron en el hospital para prevenir infecciones. A los cuatro meses, Liz supo que sus trillizas eran ciegas. A los dos años, se enteró de que además también eran sordas.




Las trillizas Dunn siguen siendo las únicas trillizas sordociegas conocidas en el mundo.

Imagínate criando a cuatro hijos pequeños por tu cuenta. Ahora imagina que tres de esos niños tienen necesidades especiales severas. Liz estaba agotada física y emocionalmente y estaba sin esperanza. Cuando las trillizas cumplieron cuatro años, supo que necesitaba algún tipo de milagro.

Poco sabía ella que un antiguo amor estaba a punto de aparecer inesperadamente de nuevo en su vida …

Una madre divorciada va a una cita y revela la verdad sobre su raros trillizos...

Liz y George se enamoraron durante la universidad. Él tenía 21 años, ella 19. Al igual que muchas relaciones jóvenes, la suya estuvo llena de altibajos.




Pero Liz tenía una vida familiar difícil, y no fue capaz de pagar su matrícula universitaria.

Una madre divorciada va a una cita y revela la verdad sobre su raros trillizos...

Liz y George salieron durante dos años más antes de que Liz se uniera a la Infantería de Marina y se encontrara con otra persona. Pronto dio a luz a su hija Sarah.

Pero George nunca se olvidó de ella.

Una madre divorciada va a una cita y revela la verdad sobre su raros trillizos...




El 30 de abril de 2000, Liz dio a luz a tres niñas trillizas idénticas con tan sólo 24 semanas. Juntas pesaron menos de dos kilos.

Después de pasar meses en la UCIN, las tres hermanas se fueron a casa. Sin embargo, cuatro meses más tarde, Liz se dio cuenta de que sus bebés eran ciegas. A los dos años, supo que eran sordas.

Zoe, Sophie y Emma Dunn son las únicas trillizas sordociegas conocidas en todo el mundo.

Mientras tanto, Liz estaba pasando por un divorcio y dejó a Sarah, además de a sus tres hijas con necesidades especiales, completamente solas. “Había utilizado hasta la última gota de energía“, dijo Liz al canal FOX 26.

Una madre divorciada va a una cita y revela la verdad sobre su raros trillizos...

Habían pasado 14 años desde que Liz hubiera estado con su novio de la universidad, George – pero volvió a entrar en su vida en el momento justo. Liz tuvo que contarle algo muy importante que él necesitaba saber. Ella le dijo que tenía trillizas, y que sus trillizas eran sordociegas.

Liz seguramente pensó que George saldría corriendo.

Pero no sólo George se enamoró de Liz de nuevo, también se enamoró de sus cuatro hijas. Al poco tiempo se casaron.

Una madre divorciada va a una cita y revela la verdad sobre su raros trillizos...

George apareció en el momento oportuno y ayudó a Liz a seguir adelante con sus cuatro hijastras. Él se sorprendía cuando las trillizas recibían comentarios groseros, miradas y susurros de los extraños. Hay muy poca conciencia pública acerca de la sordoceguera.

Incluso con sus implantes cocleares, las trillizas se enfrentan a graves desafíos de aprendizaje. Sophie es legalmente ciega, mientras que Zoe y Emma son completamente ciegas. Sophie puede hablar, mientras que Zoe y Emma se comunican a través del lenguaje de signos.

Una madre divorciada va a una cita y revela la verdad sobre su raros trillizos...

Con donaciones y una subvención de la Fundación Dr. Phil, Liz y George pagaron a interventores especialmente entrenados para ayudarles a proporcionar una educación basada en un hogar para las trillizas.

Liz y George continúan tirando hacia adelante y tienen grandes esperanzas de las trillizas. “Tengo grandes sueños para mis hijas“, dice George. “Quiero ver a Emma y Zoe caminando por un escenario y recogiendo sus diplomas. Sueño con el día en que Zoe pueda tocar la cara de Liz y que sepa que es su madre “.

Se trata de una familia tan increíble inspiradora, que su historia debe ser contada. Si estás de acuerdo, por favor COMPARTE esto con tus amigos.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!