Sus rodillas le dolían, pero después de este truco sus rodillas nunca se habían sentido mejor

Sus rodillas le dolían, pero después de este truco sus rodillas nunca se habían sentido mejor
Ahora que el deseado verano está aquí, es difícil evitar estar activo de nuevo. Lamentablemente toda esa actividad extra puede pasar factura a tus rodillas.

Afortunadamente, hay muchas cosas en casa que se pueden utilizar para tratar el dolor de rodilla. Continúa leyendo para aprender más acerca de lo que puedes hacer cuando la rodilla comienza a molestarte.




Remojarlas en un baño de sal de Epsom

Sus rodillas le dolían, pero después de este truco sus rodillas nunca se habían sentido mejor

Los baños con sal de Epsom son bien conocidos para el tratamiento del dolor corporal de cualquier tipo. Esta sal está compuesta de sulfatos de magnesio que son ideales para el alivio del dolor. Todo lo que tienes que hacer es echar una taza de sal de Epsom en una bañera llena de agua tibia y ponerte a remojo hasta que empieces a sentirte mejor.

Frotar aceite de oliva en las rodillas

El aceite de oliva es maravilloso para el tratamiento del dolor en las articulaciones debido a uno de los principales compuestos del aceite llamado oleocantal. El oleocantal es útil para reducir la inflamación que puede ser una fuente de dolor en la rodilla. Asegúrate de utilizar aceite de oliva virgen extra, porque el aceite de oliva normal se calienta durante el proceso, lo que puede disminuir los niveles de oleocantal.

Beber un poco de té de bayas de enebro

Las bayas de enebro están llenas de unas sustancias químicas llamadas terpenos, lo que ayuda a reducir la incómoda inflamación en tu cuerpo. Asegúrate de usar bayas de enebro espinoso, una variedad del enebro común. Un estudio publicado en el “Diario de Etnofarmacología” encontró que sólo esos tipos de bayas eran eficaces. Todo lo que tienes que hacer es hervir una taza de agua y colocar 1 cucharada de bayas de enebro secas en una taza. A continuación, verter el agua hirviendo sobre las bayas y dejarlas en remojo. Después beber una taza de la mezcla dos veces al día para evitar el dolor frecuente de rodilla.

Comer pasas empapadas en ginebra

La ginebra es también bien conocida por estar hecha de bayas de enebro, que como se ha mencionado anteriormente, pueden ser una gran manera de reducir la inflamación. Las pasas también contienen sulfuros que son útiles para el tratamiento del dolor en las articulaciones o artritis. Todo lo que tienes que hacer es colocar las uvas pasas en un plato poco profundo. A continuación, vierte suficiente ginebra en el plato como para cubrir las pasas. Cubre el recipiente y guárdalo en la nevera hasta que se evapore la ginebra y come las uvas pasas todos los días.




Hacer una ensalada de hojas de diente de león

Las hojas de diente de león no son generalmente conocidas como ingrediente común en la cocina. Pero sin embargo están llenas de vitaminas A y C, por lo que son ideales para la reparación del tejido muscular dañado, o ayudar a tu hígado a eliminar las toxinas de tu cuerpo. También contienen ácido linoleico, que ha demostrado ser eficaz como ingrediente anti-inflamatorio. Todo lo que necesitas es un puñado de hojas de diente de león frescas y echarlas en una ensalada. A continuación, rocía la ensalada con aceite de oliva y ¡a disfrutar!

Preparar té de cúrcuma y jengibre

Sus rodillas le dolían, pero después de este truco sus rodillas nunca se habían sentido mejor

Si tienes artritis reumatoide, el té de cúrcuma y jengibre podría ser perfecto para ti. Tanto la cúrcuma como el jengibre actuan como agentes anti-inflamatorios, además la cúrcuma también contiene potentes antioxidantes. Todo lo que tienes que hacer es hervir 2 tazas de agua y mezclar la mitad de una cucharadita de jengibre molido y cúrcuma molida. Una vez que estén los ingredientes mezclados, reducir la cocción y dejar que repose entre 10 y 15 minutos. Posteriormente colar el té y luego agregar un poco de miel para mejorar el sabor. Bebe la mezcla dos veces al día y notarás menos dolor de rodilla al poco tiempo.

Hacer una bebida de melaza negra

La melaza negra tiene muchos ingredientes que son ideales para el dolor articular o artritis, tales como calcio, potasio y magnesio. Sus ingredientes también funcionan sorprendentemente bien para regular la función nerviosa y muscular, y fortalecer los huesos. Sólo tienes que tomar una taza de agua tibia y agregar una cucharada de melaza.

Por favor COMPARTE estos consejos útiles con tus amigos y familiares.




Fuente: Shareably

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies