No Creerás Lo Que Se Ocultan En Estas Paredes Alrededor De Todo El Mundo

Un artista multimedia alemán llamado Aram Bartholl está dejando un “rastro” desde París hasta Londres de algo especial que el mundo tiene que encontrar: los USB dead drops. Bartholl entierra en paredes de piedra, o en otros lugares públicos, dispositivos USB (pendrives) que deja sin cubrir la zona de conexión. Los deja así para que que cualquiera que los encuentre los pueda usar. Increíble. ¿Y cuál es la razón?

Bartholl ha creado una red anónima offline (sin conexión) para compartir archivos (peer-to-peer) en espacios públicos mediante la colocación de una serie de dispositivos USB distribuidos por todo el mundo

usb-dead-drops

Todo el mundo está invitado a dejar o buscar archivos en un dead drop. Todo lo que tienes que hacer es conectar tu portátil

usb-dead-drops

Cada dead drop se instala vacío, a excepción de un archivo readme.txt que explica el proyecto

usb-dead-drops-3

El proyecto se inició hace 5 años, desde entonces se ha replicado por todo el mundo, con cientos de sitios offline que están esperando ser visitados

usb-dead-drops-4

Es el momento de que descubras lo que otros han colocado allí para que tú lo veas

usb-dead-drops-5

Algunos de nuestros favoritos dead drop

usb-dead-drops-6

usb-dead-drops-7

usb-dead-drops-8

usb-dead-drops-9

usb-dead-drops-10

usb-dead-drops-11

Para encontrar su punto dead drop más cercano debes dirigirte a la base de datos de Aram. Hay muchísimas ubicaciones. Eso sí, asegúrate de leer las instrucciones antes de crear tu propio dead drop.

Fuente: Viralnova

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!