Aquí está la razón por la que debes llevar una cortina de ducha la próxima vez que vayas a la playa

Aquí está la razón por la que debes llevar una cortina de ducha la próxima vez que vayas a la playa

El verano está llegando a su fin, pero una gran cantidad de familias aún están empacando el coche con el fin de salir a la playa una vez más antes de que termine la temporada. Me encanta ir a la playa – el sol, la arena, las olas, los diversos alimentos a la parrilla que tienen un mejor sabor después de haber pasado un día tragando agua salada del mar – todo es parte de la diversión.




Para los padres, sin embargo, la playa presenta algunos retos. Desde los extraños hasta las corrientes fuertes, hay una serie de cosas que representan amenazas potenciales para sus hijos. Si tienes niños pequeños a los que les gusta el mar, pero no son lo suficientemente mayores como para jugar de forma segura entre la marea, prueba con esta piscina para niños de “hazlo tú mismo” del blog: In Lieu of Preschool. Todo lo que necesitas es una cortina de ducha transparente. Será una alternativa divertida y segura.

Materiales necesarios:

  • Una cortina de ducha transparente
  • Palas
  • Cubos

Instrucciones:

1. Cava un agujero en la arena que sea lo suficientemente grande como para tus hijos puedan jugar.

Aquí está la razón por la que debes llevar una cortina de ducha la próxima vez que vayas a la playa




2. Cubre el fondo del agujero con el revestimiento de la ducha, asegurándote de que queda bien pegada contra el fondo del agujero. Mantenla en su lugar, enterrando los bordes en la arena.

Aquí está la razón por la que debes llevar una cortina de ducha la próxima vez que vayas a la playa

3. Utiliza los cubos para llenar la piscina. ¡Llevar a los niños para que ayuden!

Aquí está la razón por la que debes llevar una cortina de ducha la próxima vez que vayas a la playa

4. ¡A disfrutar!




Aquí está la razón por la que debes llevar una cortina de ducha la próxima vez que vayas a la playa

Esto es una diversión simple de “hazlo tú mismo” de verano, que es una gran manera de mantener a los niños seguros y felices.

Cuando llega el momento de limpiar, las cosas no pueden ser más sencillas. Sólo desentierra los bordes, y tira suavemente el revestimiento fuera del agujero. Enjuagua, deja que se seque, y luego empacar para la próxima vez. Prácticamente sólo hay que doblarlo como una gran sábana y meterlo en una bolsa.

No te olvides de COMPARTIR esta gran idea con tus amigos y familiares.

Fuente: Wimp

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!