Un gato va a la casa del vecino para conseguir su juguete favorito y después HACE ESTO

No es ningún secreto que los gatos son más independientes que los perros. Mientras que los perros necesitan ser llevados para que den caminatas, tienen que ser bañados con regularidad y entrenados para que no usen el suelo de casa como baño, los gatos se contentan con hacer sus propias cosas. Un buen día para un gato incluye descansar bajo el sol, frecuentar su caja de arena y tal vez consiguiendo un masaje en el vientre – pero sólo durante una cantidad exacta de tiempo que es imposible de estimar, o es posible que acabe arañando su brazo. Para aquellos de nosotros que vivimos en la ciudad o pasamos mucho tiempo fuera de casa, los gatos son mucho más fáciles de controlar.

Sin embargo, nunca hemos visto a un felino tan independiente como este gato esloveno. Cuando no tiene juguetes en su propio patio que le gusten, se va al patio de los vecinos a “pedir prestado” alguno más divertido y después se lo lleva al lugar perfecto para un buen revolcón. Ver a este gato en acción es demasiado divertido como para perdérselo…

Fuente: Wimp

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!