Este bebé estaba atrapado en una cama demasiado alta, hasta que hace una jugada BRILLANTE

Eleanor J. Gibson nos enseñó mucho acerca de los bebés. Fue una pionera en el campo de la percepción, la obra más conocida de la psicóloga fue el experimento “precipicio visual” de 1959. Se construyó la plataforma planteada, con una mitad que era obviamente sólida y la otra mitad que era una ventana transparente al piso de abajo. Los bebés, incapaces de percibir el vidrio, veían un “precipicio”. Al otro lado, sus madres les hacían señas. Ningún bebé cruzó la plataforma. Este pequeño descubrimiento tuvo implicaciones importantes para los investigadores del desarrollo sensoriomotor, que hasta entonces sólo se podía adivinar si los bebés aprendían a percibir el entorno de sus padres o nacían con la habilidad.

Bueno, el joven hijo de Francisco Aguilar no está dispuesto a que un acantilado se ponga en su camino. Y si no vean su inteligente respuesta ante las dificultades. El niño promete mucho…

Fuente: Rumble
Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!