Tiene 69 años y no ha utilizado el dinero en 15 años… ¡y nunca ha sido más feliz!

LivingWithoutMoney

Heidemarie Schwermer, una mujer de 69 años de edad, de Alemania, renunció a usar el dinero hace 15 años y dice que nunca ha estado más feliz desde entonces.

Hace 22 años, Heidemarie Schwermer dejó su difícil matrimonio y se trasladó a la ciudad de Dortmund (en la región del Ruhr de Alemania) con sus dos hijos. La profesora de escuela de secundaria de mediana edad, rápidamente se dio cuenta de la gran cantidad de personas sin hogar que había en la ciudad. Eso la impresionó tanto que decidió hacer algo al respecto. Heidemarie cree que las personas sin hogar no necesitan el dinero real para ser aceptadas en la sociedad, sólo necesitan una oportunidad de hacerse valer sintiéndose útiles. Con esta verdad decidió abrir un Tauschring (tienda de intercambio), llamada “Gib und Nimm” (dar y recibir).

Dar y recibir se convirtió en un lugar donde cualquiera podía comerciar con cosas y habilidades para obtener otras cosas y las habilidades que necesitaban, sin una sola moneda o intercambiar un billete de banco. La ropa vieja podría ser objeto de comercio a cambio de aparatos de cocina y el servicio de conducir un coche se prestaría a cambio de un servicio de fontanería, y así sucesivamente. Al principio, la idea no atrajo a muchas personas sin hogar de Dortmund, porque, como algunos de ellos le dijeron, ellos no ‘sentían que una educada mujer de clase media pudiera comprometerse con su situación‘.

LivingWithoutMoney

Sin embargo, su pequeña tienda fue tomada con entusiasmo y aprovechada por mucha gente sin empleo y jubilados con ganas de intercambiar sus habilidades por algo que necesitaban. La única Tauschring se convirtió en algo así como un fenómeno en Dortmund, e incluso llevó a su creadora a hacerse algunas preguntas acerca de la vida que estaba viviendo.

Heidemarie se dio cuenta de que estaba viviendo con un montón de cosas que realmente no necesitaba. Tal reconocimiento la obligó a decidir no comprar ninguna otra cosa sin antes dar algo en su lugar. No mucho tiempo después, Heidemarie se dio cuenta de lo infeliz que era con su trabajo. Hizo la conexión entre su infelicidad y los síntomas físicos (dolor de espalda y enfermedades constantes) que estaba experimentando, por lo tanto, decidió aceptar otros trabajos.

Heidemarie comenzó a lavar platos por 10 marcos alemanes por hora, pero a pesar de ello, la gente seguía diciéndole cosas como, “Usted fue a la Universidad, ¿qué estudió para hacer esto?“. Pero se sentía bien consigo misma. La valiente mujer no se sentía como si tuviera que valorarse más a causa de sus estudios por trabajar en una cocina.

Durante el año 1995, la Tauschring había cambiado su vida tan profundamente que no necesitaba prácticamente nada, ya que todo lo que necesitaba parecía que lo encontraba durante el camino de su vida. Un año más tarde, Heidemarie tomó la decisión muy audaz y valiente de vivir sin dinero. Una vez que sus hijos se habían ido, vendió el apartamento en Dortmund y decidió vivir como una nómada, intercambiando cosas y servicios comerciales para todo lo que necesitaba. Se supone que iba a ser un experimento de 12 meses …

Pero lo que ocurrió es que Heidemarie se encontró que amaba todo lo que hacía y no podía renunciar a ello. 15 años más tarde, todavía vive de acuerdo con los principios de Gib und Nimm, haciendo una variedad de tareas en las casas de varios miembros de la Tauschring. ¿Y sabes qué? Ella ama cada minuto de eso.

Ahora tiene 69 años y es una brillante agente del cambio, Heidemarie ha escrito dos libros sobre su experiencia de vivir sin dinero. Pero sin embargo, no recibe los beneficios de sus libros. Heidemarie de inmediato le pidió a su editor que diera el dinero a la caridad por que podría hacer feliz a más personas en lugar de a una sola.

Cuando se le pregunta acerca de su estilo de vida único, Heidemarie afirma que está feliz de estar más saludable y mejor que nunca. Ahora todo lo que posee cabe en una maleta y una mochila. Tiene un ahorro de emergencia de 200 euros, y cualquier otro dinero que le llega lo entrega. Heidemarie ni siquiera tiene seguro de salud porque ella no quiere ser acusada de robar al estado. Si ella tiene una ligera enfermedad, confía en el poder de la autocuración.

LivingWithoutMoney

Si te interesa su libro puedes comprarlo pulsando AQUÍ: Mi vida sin dinero: Formas alternativas de convivencia.

¿Cómo es de inspiradora Heidemarie Schwermer? Ella no es la única que ha renunciado a las posesiones a cambio de una vida humilde, alegre y sencilla, sin embargo, su ejemplo es una inspiración que va más allá de lo que las palabras pueden expresar.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Las mejores historias virales
en tu email

Suscríbete y recibe las mejores historias virales en tu email

Tu E-mail (requerido)

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Ver detalles

CERRAR

Nuestra misión es la de compartir historias que nos importan. Ayúdanos poniendo “me gusta” y compartiendo estas historias. ¡Gracias!